Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Primark no descarta el Parc Central como ubicación para su nueva tienda en Tarragona

Después de dos años de especulaciones, la cadena irlandesa de ropa ´low cost´ anuncia oficialmente su desembarco

Francisco Montoya/Agencias

Whatsapp
Primark tiene 250 tiendas en ocho países de Europa, 41 de ellas en España. Foto: DT

Primark tiene 250 tiendas en ocho países de Europa, 41 de ellas en España. Foto: DT

La cadena textil Primark confirmó ayer que la ciudad de Tarragona será una de sus próximas cuatro aperturas en España, previsiblemente este mismo año. Así lo aseguró John Bason, director financiero de Associated British Foods (ABF), la empresa propietaria de Primark. Bason explicó que, en el marco de su expansión en España, la compañía ya tiene cerradas cuatro aperturas en Palma de Mallorca, Valencia, Bilbao y la citada de Tarragona.

En la ciudad se lleva especulando con la inminente llegada de Primark desde hace casi dos años, pero no ha sido hasta ahora cuando ha habido una confirmación oficial. Lo que no ha trascendido, no obstante, es el emplazamiento elegido dentro del término municipal. La ubicación más probable parece Parc Central. Desde la dirección del centro comercial ayer ni se confirmaba ni se desmentía tal extremo, pero, de hecho, si en 2014 se comenzó a rumorear la llegada de Primark fue precisamente a raíz de que el hipermercado Eroski instalado en la planta baja de Parc Central –hasta ese momento de 7.200 metros cuadrados– redujo su tamaño para convertirse al nuevo formato ‘Eroski amb tu’. En aquel momento trascendió que Primark se había interesado por hacerse con la superficie que Eroski había dejado libre, aunque tampoco en aquella ocasión hubo confirmación oficial por ninguna de las partes, y desde entonces no ha habido más noticias al respecto. De forma que la ubicación definitiva, aunque Parc Central suene como la opción más probable, sigue siendo en realidad una incógnita.

En este sentido, pueden resultar algo desconcertantes las palabras del propio John Bason ayer, cuando explicó que de cara a las próximas aperturas, la cadena pondrá el foco en locales a pie de calle, a raíz del éxito cosechado en la tienda situada en la Gran Vía de Madrid –la más grande de España–.

Bien es verdad, sin embargo, que esa política se verá limitada por «encontrar las ubicaciones adecuadas, algo que en España es complicado a pie de calle», reconoce Bason, quien subrayó que el factor principal es que las tiendas estén «en sitios con grandes volúmenes de tráfico de gente». De modo que para nada se descarta la posibilidad de abrir en un centro comercial.

El anuncio de Bason se produjo en el marco de un balance de los diez años de la llegada de Primark a España. Un balance que la compañía considera indudablemente exitoso. Sin ir más lejos, la cadena facturó en el mercado español, en su último ejercicio fiscal, cerrado en septiembre de 2015, 920 millones de euros, lo que supone un crecimiento interanual del 16%, un fuerte avance que confía en repetir este año.

Bason atribuye el éxito de Primark a su innovador modelo de negocio, que ha cambiado la forma de comprar ropa y que funciona tanto cuando la economía va bien como cuando la economía va mal. Este modelo se basa en unos precios «increíblemente» bajos, en no tener gastos en publicidad, contar con una cadena de suministro muy organizada y mover grandes volúmenes, lo que les permite grandes ahorros en costes que luego pueden trasladar al consumidor.

El Ayuntamiento lo celebra

La apertura de Primark ha sido bien acogida en general por la ciudad de Tarragona. La portavoz del gobierno municipal, Begoña Floria, explicaba ayer que «es una buena noticia». «Evidentemente, siempre que se abre un establecimiento de este tipo, la valoración es muy positiva». La concejal recordó que «aunque el Ayuntamiento potencia mucho el comercio tradicional y local, también suma que haya grandes marcas, muy conocidas, que decidan instalarse en la ciudad».

A juicio de Floria, aperturas inminentes como la anunciada de Primark o la de Ikea «ayudan a generar notoriedad y a potenciar aTarragona a nivel de territorio, a potenciar su liderazgo comercial. No porque sea Primark en concreto, sino porque suma, porque ayuda a aumentar el potencial de la ciudad a nivel de comercio», argumenta.

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También