Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Racionalizar el uso de psicofármacos y eliminar las sujeciones físicas para un envejecimiento feliz y saludable

Diari de Tarragona

Whatsapp
Racionalizar el uso de psicofármacos y eliminar las sujeciones físicas para un envejecimiento feliz y saludable

Racionalizar el uso de psicofármacos y eliminar las sujeciones físicas para un envejecimiento feliz y saludable

España cuenta con una población cada vez más envejecida en la que la demencia se convierte en uno de los grandes retos de salud a nivel global. Es una enfermedad que afecta a una de cada 20 personas mayor de 65 años y a una de cada tres en personas mayores de 95 años. Debido al aumento de la esperanza de vida, se estima que el número de casos de demencia aumentarán en los próximos años por ser una patología asociada a la edad.

En este contexto, se hace imprescindible, para todos los actores que trabajan en la sanidad aplicada a los mayores, apostar por la innovación en este campo. Se debe innovar en tratamientos no solo para prevenir la enfermedad, sino para tratar de revertir o frenar el desarrollo de la misma, y mejorar la calidad de vida de estas personas.

Se ha demostrado que el uso de psicofármacos, en exceso, tiempo y/o dosis, y de manera inadecuada, genera efectos graves a los pacientes. Diversos estudios demuestran que una gestión inadecuada de estos medicamentos está asociado a un mayor número de caídas, complicaciones médicas e incluso aumento de la mortalidad. Esto incluye cuando el uso de la medicación está destinada a controlar alteraciones en la conducta y mitigar la ansiedad, o la agitación propias de las diferentes fases de esta enfermedad.

El uso de psicofármacos, en exceso, tiempo y/o dosis, y de manera inadecuada, genera efectos graves a los pacientes

En el centro de Sanitas Mayores Tarragona y su centro de día se aboga por el uso racional de los psicofármacos, se ajusta la indicación de los mismos a una patología y se utiliza la mínima dosis posible durante el  tiempo adecuado. Como complemento a esta racionalización se apuesta por terapias no farmacológicas como la danza, la música, la estimulación multisensorial en salas Snoezelen, o terapia asistida con animales; actividades que dan respuesta a las necesidades de una persona con demencia y que fomentan el contacto con el medio ambiente, además de ayudar a tratar los síntomas de la enfermedad e incluso a ralentizar su desarrollo.

El centro residencial de Sanitas Mayores en Tarragona y su centro de día defienden el uso racional de psicofármacos

Tan importante es la racionalización del uso de psicofármacos como la de sujeciones físicas. El centro residencial de Sanitas Mayores en Tarragona es un centro certificado como “libre de sujeciones”. Las residencias de Sanitas cuentan con ambicioso plan para eliminar las sujeciones, A través del cual se ha logrado que su uso se reduzca a menos del 1%, mientras la media española sitúa el uso de las mismas en torno al 12%, según la Asociación de Empresas de Servicios para la Dependencia (AESTE), que engloba a los principales operadores del sector residencial.

La eliminación de estas ataduras es un gran avance en la mejora de la calidad de cuidados y calidad de vida de estos enfermos, ya que no solo no incrementa el riesgo de lesiones por caídas, sino que supone una mejora en la masa muscular, y los enfermos manifiestan menos dolores y molestias, sintiéndose más tranquilos y contentos. Así lo avala la investigación “Reducción de Sujeciones físicas en Residencias”, realizada por la Fundación María Wolff y Sanitas Mayores entre más de 7.600 mayores.

Para lograr esta importante mejora de la calidad de vida de las personas con demencia, se han impartido más de 60.000 horas de formación en este campo a más de 7.000 profesionales. Los programas de formación tanto de los profesionales como de los cuidadores es un aspecto clave para Sanitas. Los profesionales del centro residencial Sanitas Mayores en Tarragona están formados en este aspecto e incluye desde la dirección, a los administrativos pasando por los cuidadores y el personal de limpieza. Y es que es fundamental que todos los que rodean al enfermo conozcan en profundidad pautas para manejar y evitar alteraciones de conducta, para la correcta administración de psicofármacos o para la prevención de caídas. Todo ello con un objetivo compartido: aportar calidad de vida y bienestar, favorecer la autonomía y fomentar un envejecimiento feliz y saludable a nuestros mayores.

Temas

Comentarios

Lea También