Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Ramon Soriano, 'dansaire' del Penedès: "En Abu Dhabi nos veíamos en la cárcel"

La entidad ha recorrido el mundo para bailar en los lugares más emblemáticos. Ahora relata en un libro las aventuras. «No es una crónica», señala. Es la primera novela sardanista con una trama en la que aparecen las vivencias.

José M. Baselga

Whatsapp
Ramon Soriano en lo alto del edificio Burg Kalifa de Dubai. foto: Dt

Ramon Soriano en lo alto del edificio Burg Kalifa de Dubai. foto: Dt

-¿Qué se siente al bailar una sardana en un edificio a 828 metros de altura?

- Satisfacción. La exclusividad de poder bailar en lo alto del Burg Kalifa de Dubai. Y la responsabilidad de llevar hasta allí la sardana. Y sí. Está muy alto. Impresiona.

 

-Dansaires del Penedès ha llevado la sardana por todo el mundo.

- A 23 países. De casi todos los continentes. Pero nos quedan sitios a los que ir. Ya los estamos preparando.

 

-¿En cuál se ha sentido más emocionado?

- Todos los lugares tienen su simbolismo, pero yo me quedo con Petra (Jordania). Poder llevar la sardana a la ciudad perdida me impresionó. Por lo que significaba y por el entorno. También me impresionó hacerlo junto al Taj Mahal (India). Ahí exigió mucha logística.

 

-¿En algún lugar han tenido problemas?

- En Abu Dhabi. Creíamos que todos acabaríamos en la cárcel. Quisimos bailar junto a la gran mezquita. Vino la policía y nos dijo que no se podía. Nos costó mucho explicarles quiénes éramos y lo que hacíamos. Casi no se lo creían.

 

- Prohibido bailar sardanas. A los mayores de la colla les sonaría la historia.

- Por otros motivos, sí. Mucho, porque lo padecieron. En Tailandia se sorprendían de que fuésemos a bailar nuestra danza fuera de nuestro país. Les gustó.

 

-¿Por qué lo hacen?

- Para dar una imagen universal de la sardana. Para que la rotllana quede en imágenes por todo el mundo. Muchos de los turistas que están allí nos hacen decenas de fotos. Luego en sus casas, por todo el mundo, supongo que explicarán lo que vieron y qué es la sardana y Catalunya.

 

-Ahora recoge todas esas experiencias en el libro En dansa. Ballant sardanes arreu del món.

- Es la primera novela sardanista. No es una crónica. No es un libro de cómo bailar o sobre compositores de sardanas y la historia. Tiene una trama, un relato de 21 capítulos en el que hay paisajes, pero también sangre, miedo, droga... Está basado en hechos reales y con la sardana como presencia permanente.

 

-¿Sardanas con sangre y drogas?

- Nos han pasado muchas cosas yendo con los Dansaires del Penedès por todo el mundo. Vivencias increíbles que suceden en 20 años de viajes para bailar. Desde tener que refugiarnos de los lobos a estar en lugares con muertos enterrados en la pared. Quien sabe de algunos de los pasajes que se relatan no se lo cree. Pues sí. Todas esas cosas nos han pasado de verdad.

 

-¿Por qué ahora el libro?

- Para celebrar los 70 años de Dansaires del Penedès . Está dedicado a todos los que están y los que ya no. Pero especialmente, a nuestro presidente Joan Morros. Sin su constancia todo esto no hubiese sido posible. Los viajes y ser la segunda colla en activo con más historia en Catalunya.

 

- Y que aún espera la Creu de Sant Jordi.

- No se ha logrado aún pese a las muchas peticiones desde la sociedad civil y entidades. Nos quedamos con el cariño de la gente. Con la satisfacción de llevar la sardana a los lugares más emblemáticos. Desde la sede de la ONU al Vaticano. Sabemos lo que hemos hecho por la sardana. Quien lo quiera valorar que lo valore.

 

- ¿Dónde queda ir?

- Quedan muchos lugares. Cada dansaire tiene uno en mente. Mi ilusión es llevar la sardana hasta el Cristo Redentor de Río de Janeiro. Es la foto que nos falta.

Temas

  • COMARQUES

Comentarios

Lea También