Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Equipamientos

Rasguños y quemaduras por el mal estado del campo de rugby de la Laboral

El equipo Voltors lleva años denunciando la situación, mientras espera poder disfrutar del estadio del Anillo Mediterráneo

C. POMEROL

Whatsapp
Imágenes que el club colgó en redes sociales, mostrando las heridas de uno de los jugadores. FOTO: TWITTER

Imágenes que el club colgó en redes sociales, mostrando las heridas de uno de los jugadores. FOTO: TWITTER

El Club Rugby Tarragona denuncia el mal estado que presenta el campo en el que entrenan y juegan los equipos, ubicado en el complejo educativo de la Laboral. La entidad ha mostrado en las redes sociales cómo acabó uno de sus jugadores tras una jornada de deporte. Lleno de rasguños y de quemaduras, causadas por las condiciones de la tierra. Pero no es el único herido, según explican fuentes del club. La entidad lleva años pidiendo un cambio de ubicación y, todo parece indicar que, el próximo mes de mayo, los Voltors –tal como se dan a conocer–, ya podrán entrenar y jugar en el campo del Anillo Mediterráneo.

«En el estadio de la Laboral nunca se ha hecho nada. La tierra, al mojarse, se seca y se vuelve dura. Al caerte, te quema el cuerpo y te llena de rasguños», explica Andrés Lechuga, presidente del Club Rugby Tarragona, quien añade que, durante el fin de semana, han sido muchos los jugadores que han acabado igual.

La entidad paga mil euros al mes a la Generalitat para poder entrenar en esas instalaciones totalmente degradadas. «Nos dijeron que pondrían una bomba para regar automáticamente, pero no ha sido así. No hay ningún mantenimiento», añade Lechuga. En muchas ocasiones, el club se ve obligado a entrenar a oscuras. Además, llevan años sufriendo vandalismo. «Los internos de la Laboral entran en nuestro almacén y se llevan cosas. Esta noche ha vuelto ocurrir», explica el presidente, quien añade que «no podemos casi ni dejar las bolsas en los vestuarios, por miedo a que nos roben».

En marcha el proyecto

El club está esperando poder entrenar en el campo de rugby del Anillo Mediterráneo. «No está en las mejores condiciones, pero es algo mejor de lo que tenemos ahora», apunta Lechuga. Por su parte, la concejal de Esports del Ayuntamiento de Tarragona, María José López, asegura que «el Consistorio está en contacto constante con el club». El nuevo campo no dispone ni de vestuarios, ni de banquillos ni de gradas. Es por esto que el Ayuntamiento encargó, antes de finalizar el 2019, el proyecto para conocer el alcance de las necesidades.

Temas

Comentarios

Lea También