Tarragona Sucesos

Ratificada la prisión para una de las detenidas por el ‘crimen de la mano’

La defensa sostiene que a lo sumo hay un delito de encubrimiento, para la Sala hay que investigar su presunta participación en el asesinato

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
El crimen se cometió en el interior de esta finca, situada en el Camí Viladegats. FOTO: ÀNGEL JUANPERE

El crimen se cometió en el interior de esta finca, situada en el Camí Viladegats. FOTO: ÀNGEL JUANPERE

Una de las cuatro mujeres detenidas por su presunta implicación en el ‘crimen de la mano’ seguirá en prisión, según ha decidido la Sección Segunda de la Audiencia de Tarragona y que ha reflejado en un auto. Es la tercera persona que ha trascendido que, estando en prisión por este caso, la máxima instancia judicial de la demarcación confirma que siga entre rejas. En cambio, a otra de las procesadas la dejó en libertad al considerar que, al menos hasta lo investigado hasta el momento, no hay evidencias que indiquen que estuvo directamente relacionada con el acto de acabar con la vida de la víctima.

La Audiencia Provincial, en el auto de ocho páginas, recuerda que R.M.R., el 26 de agosto de este año iba conduciendo un turismo Opel Astra en compañía del también investigado R.C.C. La Guàrdia Urbana detuvo el coche a las 20.50 horas. Los agentes registraron el maletero. Encontraron en su interior, dentro de una bolsa de plástico, una mano humana, así como dos hachas con lo que parecía sangre. Ya en presencia de la comisión judicial y de los investigados –acompañados de sus abogados– fueron halladas prendas manchadas de lo que parecía sangre así como botellas de salfumán y de lejía.

Restos de sangre

A consecuencia del hallazgo, se acordó la entrada y registro en el domicilio de R.C.C., en el Camí Viladegats. Allí se hallaron manchas posiblemente de sangre así como diversas herramientas también manchadas de sangre, principalmente gotas, al igual que en el cuarto de baño y en la bañera.

Respecto a la mujer ahora objeto del auto, S.G.R., el escrito de los magistrados indica que se encontraba presente en la finca en el momento en que se mató a la víctima. Actualmente se está investigando el posible grado de participación de la encausada en los hechos. Se tiene constancia, relata la Sección Segunda, que sobre las nueve y media de la mana del día 26, apenas unas horas después de producirse la muerte de la víctima, la investigada acudió a un bazar de las proximidades. Iba acompañada por la hija de otro de los investigados y por uno de los encausados. Compró productos destinados a limpiar los vestigios del crimen.

Desde que tiene lugar la muerte de la víctimas, la acusada está presente, presuntamente colaborando en las tareas de limpieza y ocultamiento del cadáver. El auto recoge que, después de la compra de los productos de limpieza, parece que queda al cuidado de una menor de edad. Vuelve a reaparecer con el resto de investigados el mismo día, sobre las tres de la tarde, en un hotel de La Pineda. Allí, los seis investigados –dos hombres y cuatro mujeres– se reúnen durante tres horas. Desde que durante aquella tarde se detecta el vehículo y se realizan las primeras detenciones, la ahora procesada desaparece durante cinco días. Según la declaración de otra procesadas, S.G.R. envolvió el cuerpo de la víctima y lo puso junto con otros objetos en bolsas y procedió posteriormente a cargarlo en el Opel Astra, propiedad de ella.

A pesar de tener familia en Vila-seca, además de dos hijos, la Audiencia considera que hay riesgo de fuga. Recuerda que estuvo cinco días desaparecida y que no le consta actividad laboral.

Temas

Comentarios

Lea También