Tarragona Economía

Recuperar el nivel de turistas podría tardar «dos o tres años»

El Patronat de Turisme y Eurecat han elaborado un plan de contingencia, que contempla las acciones necesarias para que los visitantes se sientan seguros al visitar la ciudad

CARLA POMEROL

Whatsapp
Una de las acciones que deben llevarse a cabo es definir los usos de las playas. FOTO: PERE FERRÉ

Una de las acciones que deben llevarse a cabo es definir los usos de las playas. FOTO: PERE FERRÉ

La ciudad de Tarragona no recuperará el volumen de turistas que tenía antes de la pandemia hasta de aquí «dos o tres años». Esta es una de las conclusiones a la que se ha llegado durante la elaboración de un plan de contingencia, que tiene como objetivo marcar algunas de las acciones necesarias para que los turistas se sientan seguros y confiados al visitar la ciudad después de la Covid-19. El documento ha sido presentado este lunes por el Patronat de Turisme de Tarragona y el Laboratori d’Innovació i Intel·ligència Turística d’Eurecat, órgano encargado de hacer el plan.

Para ello, el organismo se ha entrevistado con casi todos los agentes turísticos del municipio: desde asociaciones de restauradores, pasando por centros comerciales y acabando por la Autoritat Portuària y otras instituciones. «La intención era conocer de cerca sus inquietudes y necesidades», explicaba ayer el responsable del Laboratori d’Innovació i Intel·ligència Turística d’Eurecat, Jordi Calabuig. El segundo paso fue investigar qué hacían otros territorios para reactivar el turismo. El resultado fue una batería de 43 buena prácticas «que han servido para inspirarnos», añadía Calabuig.

«El turismo es uno de los sectores más afectados por la Covid-19. Nos planteamos escenarios de recuperación de entre dos a tres años», aseguraba el experto, quien apuntaba que, en el caso de Tarragona, esta situación «puede ser una oportunidad, ya que se trata de una ciudad de unas dimensiones medianas, con un turismo no masificado, con diversidad de espacios y muy bien adaptado a las demandas de los visitantes». Por otro lado, Calabuig hablaba de la incertidumbre que genera la pandemia. “»Sin ir más lejos, el escenario de la semana pasada era mejor que el de hoy», decía.

La clave del éxito, según este experto, es que administración y empresas trabajen en la misma línea. «El turista ya no pide lo mismo que antes o, al menos, en la misma jerarquía», asegura Calabuig. Los cuatro retos pasan por involucrar «intensamente» los agentes turísticos, apoyarles, orientar los recursos públicos a actuaciones que optimicen el escenario actual y generar confianza entre los visitantes y los turoperadores.

Las acciones que deben llevarse a cabo de manera inmediata son, por ejemplo, explicar bien las medidas que empleamos contra la Covid-19 y recopilar las normativas actualizadas. «Las empresas se confunden y deben tenerlas claras. Algunas de ellas son contradictorias», apuntaba el experto. También es importante dar las condiciones necesarias para poder compatibilizar seguridad sanitaria con el disfrute vacacional y definir bien el uso de las playas y de los flujos de la movilidad rodada.

Por su lado, la todavía concejala de Turisme en el Ayuntamiento de Tarragona, Laura Castel, quiso dejar claro que algunas de estas acciones ya se están llevando a cabo desde hace tiempo en la ciudad, como por ejemplo, el control del aforo en las playas tarraconenses.

Temas

Comentarios

Lea También