Retiran el contencioso por la supresión de la línea de la costa

La entidad considera que la situación económica actual puede cambiar las prioridades de la administración pública

NÚRIA RIU

Whatsapp
Con la entrada en funcionamiento de la variante, se modificó todo el mapa de cercanías y media distancia. FOTO:P. FERRÉ

Con la entrada en funcionamiento de la variante, se modificó todo el mapa de cercanías y media distancia. FOTO:P. FERRÉ

La Associació per a la Promoció del Transport Públic (PTP) ha retirado el recurso contencioso administrativo en contra el Departament de Territori i Sostenibilitat, por el desmantelamiento de la línea de la costa. La entidad presentó un escrito ante la sala tercera del Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJCat), que estaba estudiando el caso, el pasado 15 de abril en el que la parte actora solicita el «desistimiento y archivo del presente». De esta forma, se establece que «el actor declara terminado el procedimiento y ordena el archivo de los autos y la devolución del expediente a la administración demandada, sin hacer expresa condena en costas».

La PTP, que presentó la denuncia el pasado 19 de diciembre, alega dos motivaciones. Por un lado, que Ferrocarrils de la Generalitat de Catalunya (FGC) adjudicó a mediados del mes de febrero dos estudios informativos para sacar adelante el proyecto del tranvía. Y, por el otro que, dada la situación económica derivada de la pandemia de la Covid-19 «ahora pueden cambiar fácilmente las prioridades por parte de la administración».

«Tuvimos miedo de que nos dijeran que el proyecto seguía adelante y que si no se cumplen los plazos es porque los recursos se dedican a otras cosas. Así es que pensamos que lo teníamos perdido y decidimos retirarlo por una cuestión económica», argumenta el coordinador de la Oficina Tècnica de la PTP, Daniel Pi. La parte demandante calculó que las costas podrían alcanzar los 4.000 euros y, en el caso de que el juez dictaminara que no tenían la razón, tendrían que asumir esta cantidad de su bolsillo, por lo que decidieron dar marcha atrás y retirar el recurso.

Ayer se cumplían ocho meses desde que entró en funcionamiento la variante del Corredor del Mediterrani, entre Vandellòs y la estación del AVE Camp de Tarragona. Una fecha que ponía a cero el contador para el desmantelamiento de la vía desde Salou-PortAventura hacia el sur. «Seguimos diciendo lo del primer día, el tranvía no va a hacerse. Está muerto, parado y con el actual reparto de alcaldes esto no prosperará. Y ahora ya tienen la excusa perfecta», lamentaba Pi.

Temas

Comentarios

Lea También