Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Política

Ricomà acelera para tener en mayo a los altos cargos de RRHH y Educació

El Ayuntamiento convoca el concurso para escoger a los nuevos directivos, que tendrán contratos por cinco años

OCTAVI SAUMELL

Whatsapp
Carla Aguilar–Cunill (Comuns) y Pau Ricomà y Jordi Fortuny (ERC), en una imagen de archivo durante un pleno municipal. FOTO: PERE FERRÉ

Carla Aguilar–Cunill (Comuns) y Pau Ricomà y Jordi Fortuny (ERC), en una imagen de archivo durante un pleno municipal. FOTO: PERE FERRÉ

Cambio de ritmo del gobierno municipal para potenciar el motor de funcionamiento de la estructura del Ayuntamiento de Tarragona. Según se puede apreciar en la página web de la corporación local, esta semana se ha publicado la convocatoria para cubrir dos de las plazas estratégicas por las que el ejecutivo de la Plaça de la Font quiere apostar a lo largo de este mandato, como son las direcciones de Recursos Humans y del Institut Municipal d’Educació (IMET).

Así lo asegura el concejal de Serveis Centrals, Jordi Fortuny (ERC), quien afirma que el calendario con el que trabaja el gabinete liderado por el alcalde Pau Ricomà (ERC) es tener a las dos personas este mes de mayo. «No podemos fallar. Son dos cargos de máxima prioridad, por lo que queremos a las mejores personas», indica el segundo teniente de alcalde, quien asegura que, paralelamente, también se contratará a personal como «ingenieros para controlar el servicio de la basura; arquitectos; o trabajadores para el departamento de Llicències», mediante programas de ocupación temporal.

Titulados superiores

Los nuevos directivos del Consistorio tarraconense tendrán contrato por cinco años, una tercera parte de su sueldo dependerá del cumplimiento de objetivos y no tendrán derecho a indemnización en caso de que sean cesados.

La provisión de estas plazas directivas se realizará mediante un procedimiento «que garantice los principios de mérito y capacidad», en base a procesos que respeten la «publicidad y la libre concurrencia». En este sentido, pese a que se indica que para participar en la selección «será requisito ser funcionario de carrera o laboral de las administraciones públicas», se abre la puerta para que el personal escogido sea «un profesional del sector privado» que acredite «cinco años de ejercicio». En ambos casos, esto sí, se exigirá que los aspirantes –a diferencia de los que no se pedía para el puesto de Coordinador de Cultura– «sean titulados superiores».

Posteriormente, una vez nombrado al nuevo directivo, la vinculación de este con la corporación local será mediante un contrato de cinco años, que podrá ser renovado por periodos de otros cinco años. El ejercicio de estos altos cargos –que tendrán dedicación en exclusiva al Consistorio– será evaluado anualmente.

Un 32% de sueldo variable

En el caso de la dirección de Recursos Humans –una plaza que es la gran prioridad a cubrir por parte del ejecutivo local– cabe destacar que el sueldo que se reserva es de 84.800 euros anuales, de los cuales un 32% –27.435,45– será variables, en función del cumplimiento de los objetivos.

En el anuncio se indica que, entre las funciones que tendrá este nuevo alto cargo, será la «dirección estratégica de las gestión de personal del Ayuntamiento y sus organismos autónomos», así como «verificar y supervisar la administración de personal de la corporación, con la finalidad de que se cumpla con la normativa legal y presupuestaria».

Este nuevo director de RRHH deberá «dirigir el diseño y la gestión de los aspectos técnicos de la ocupación pública en materia de selección, provisión, retribución, formación y carrera para disponer de una plantilla adecuada y de calidad». También deberá «estudiar, asistir y asesorar a la corporación en materia de gestión de personas».

IMET: vacante desde septiembre

Por lo que se refiere a la dirección del Institut Municipal d’Educació –que está vacante desde septiembre y que desde entonces ha sido ocupado por el concejal del ramo, Manel Castaño (ERC)–, el sueldo que se propone es de 71.300 euros anuales, de los cuales un 31% –21.968– serán variables.

Este alto cargo tendrá las funciones de «impulsar, dirigir y coordinar los programas y proyectos de la concejalía de Ensenyament», así como «planificar y programar los proyectos educativos» municipales, según afirma el edil republicano. Asimismo, este cargo se encargará también de «la relación con otras administraciones educativas» y «la representación en los organismos, comisiones, órganos o instituciones que se le requiera». Finalmente, el director del IMET tendrá la obligación de supervisar la gestión de los servicios educativos municipales de forma coordinada con los directivos de cada servicio», así como «controlar los contratos del mantenimiento de los centros escolares y planificar, elaborar y supervisar la ejecución del programa».

Temas

Comentarios

Lea También