Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Santa Tecla incorpora un nuevo ecocardiógrafo de última generación

Se trata de una tecnología que reducirá la derivación de pacientes a Barcelona

Carme López

Whatsapp
Imagen del aparato ecocardiógrafo de última generación que ya está disponible en el Hospital de Santa Tecla. Foto: DT

Imagen del aparato ecocardiógrafo de última generación que ya está disponible en el Hospital de Santa Tecla. Foto: DT

El Hospital de Santa Tecla ha incorporado a su Unidad de Cardiología un nuevo aparato para realizar ecografías cardiovasculares. El nuevo ecocardiógrafo supone un salto cualitativo para el centro asistencial de la Rambla Vella de Tarragona, ya que éste mejora las prestaciones que ofrecía el anterior. «Damos un salto que nos adapta a la creciente demanda asistencial en el hospital», afirma el doctor Lluís Olivan, jefe de la Unidad de Cardiología de Santa Tecla, «ya que para decidir si es necesario enviar a un paciente a cirugía cardiaca, es cada vez más necesario disponer de imágenes del órgano con alta calidad y concreción».

La virtud de este nuevo equipo, que incluye tecnología 3D, se encuentra en el mejor procesado de las imágenes obtenidas del corazón. La técnica en tres dimensiones permite la visualización espacial de la válvula cardiaca. Similar a las ecografías fetales, con color y sensación de profundidad. «Obtenemos una imagen cardiaca de mucha precisión, prestación que nos ayuda a tomar decisiones conjuntamente con el paciente», añada el doctor Olivan.

El nuevo ecocardiógrafo no sólo aporta más garantías para el diagnóstico. Además, hace más difícil que una patología pueda pasar desapercibida. «Lo que cambia es la cantidad de tejido cardíaco que podemos llegar a cuantificar. Antes era del 75% y no la nueva unidad se puede llegar al 95%, un porcentaje máximo, ya que es imposible disponer de un porcentaje del 100% por el efecto de la mala ventana». En la tecnología de las ecografías, «tener mala ventana» quiere decir que alguna cosa se interpone entre las ondas de sonido emitidas por la máquina y el órgano analizado.

En este sentido, Olivan recuerda «el corazón está detrás de las costillas y en medio de los pulmones. Suponiendo que existiera una patología pulmonar importante o que las costillas estuviesen juntas y calcificadas, podría darse el caso de una mala ventana», argumenta el doctor.

El hospital no es el único de la ciudad que dispone de cardiógrafos. El Hospital Universitario Joan XXIII cuenta con dos unidades. Gracias a las prestaciones de estos aparatos se pueden evitar derivaciones innecesarias a Barcelona de aquellos pacientes que presentan dudas sobre ecografías cardiovasculares realizadas con anterioridad en otros centros.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También