Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Se prevé un verano repleto de medusas

Los biólogos apuntan que cada 6 ó 7 años hay uno en que aumenta el número de estos organismos. Este sería uno de ellos

Norián Muñoz

Whatsapp
Llegada de medusas de la especie velella velella a l’Arrabassada a finales del mes pasado.  FOTO: Lluís Milián/DT

Llegada de medusas de la especie velella velella a l’Arrabassada a finales del mes pasado. FOTO: Lluís Milián/DT

Según explica Josep Maria Gili, biólogo marino e investigador en el Institut de Ciències del Mar del CSIC en Barcelona, deberemos hacernos a la idea de que este será un año con abundantes medusas en las playas. Su afirmación se sustenta en las series de datos que manejan desde hace 25 años y que demuestran que cada seis o siete años hay un año en que las poblaciones de estos organismos llegan de manera más masiva a las playas. Todo parece indicar que éste sería uno de ellos.

Además de estas series de datos, este año se ha dado otro indicio relevante, la llegada hace unas tres semanas de una cantidad ingente de individuos de la especie velella velella. Las alfombras azules que llegaron a crear sorprendieron en toda la costa catalana, también en Tarragona, en particular en la playa de l’Arrabassada.

Gili apunta que la velella velella (llamada así porque tiene una especie de vela) es típica de esa época, pero no recuerdan haberla visto llegar anteriormente en estas cantidades. Señala, además, que no es particularmente urticante, aunque no se recomienda el baño cuando está presente. La otra circunstancia que favorece la llegada de medusas es el hecho de que no ha llovido mucho, así que las aguas costeras tienen una composición parecida a la de mar abierto.

Episodios de 2 o 3 días

No obstante, el experto llama a la tranquilidad. El período en que llegan las medusas suelen durar entre 15 y 20 días. Además, cada episodio, en el que suelen llegar medusas de una misma especie, no dura más de 2 o 3 días. «Es probable que un día no podamos bañarnos y al día siguiente sí».

Recuerda, además, que los protocolos con las autoridades para saber cómo actuar en caso de llegada de medusas están muy bien implementados y funcionan bien. En lo que se refiere a la carabela portuguesa, no habría que temer su llegada a las costas de Tarragona puesto que no hay registros de otros años. Además ya está terminado su ciclo biológico. Si finalmente Gili y su equipo consiguen la financiación, en junio podrá volver a consultarse la situación de las medusas playa por playa en la página web MedJelly.com y en la App del mismo nombre. 

Temas

  • playas

Comentarios

Lea También