Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Seis de las trece quejas al Síndic iban dirigidas al Ayuntamiento de Tarragona

Las problemáticas se centraban en sanidad, consumo, servicios sociales y movilidad

Carla Pomerol

Whatsapp
María José atendiendo una de las visitas, este martes, en el centro cívico de Sant Pere i Sant Pau. FOTO: A. González

María José atendiendo una de las visitas, este martes, en el centro cívico de Sant Pere i Sant Pau. FOTO: A. González

El equipo del Síndic de Greuges atendió este martes diecisiete vecinos de Tarragona que plantearon algunas problemáticas de la ciudad. El escenario fue el centro cívico de Sant Pere i Sant Pau, y se presentaron catorce quejas y cuatro consultas. Algunos de los temas tratados están relacionados con el consumo –como electricidad y telefonía–, sanidad, función pública, servicios sociales, urbanismo, infancia y movilidad. Seis de las trece quejas presentadas iban dirigidas al Ayuntamiento de Tarragona. Todas las visitas atendidas, menos una, eran de personas vecinas del municipio. 

El Síndic de Greuges cuenta con un órgano llamado Servei d’Atenció a les Persones Itinerant. Se trata de una oficina móvil, que se desplaza cuatro veces por semana a algún municipio o barrio de Catalunya. El objetivo es recoger las quejas y consultas de los ciudadanos.

El servicio visita Tarragona dos veces al año: en primavera y en otoño

El Ayuntamiento de Tarragona tiene un convenio con el Síndic que recibe el nombre de Atenció Singularitzada. Uno de los puntos de este acuerdo es que el equipo de debe trasladar dos veces al año –una en primavera y otra en otoño– hasta el municipio. «Intentamos visitar barrios y centro de ciudad», asegura Ton Clapés, asesor técnico del Síndic de Greuges. 

Antes de la visita al centro cívico de Sant Pere i Sant Pau, el equipo hizo difusión, a través de buzoneo. Los vecinos que quisieron pidieron cita y hora llamando a un teléfono o enviando un correo electrónico. Entonces, los técnicos se pusieron en contacto con los interesados para requerir la información necesaria. Este es el procedimiento que sigue el Servei d’Atenció a les Persones Itinerant. Ayer, Ton Clapés y María José Juantorres fueron los dos técnicos que escucharon y tomaron nota de las problemáticas de los tarraconenses. Ahora, ellos trasladarán la información a otro equipo que se encargará de tramitar las quejas.

Temas

Comentarios