Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Silencio. Se rueda... en el Diari

Una veintena de alumnos de la Escola de Cinema de Reus rodó ‘Recoge tus cosas’, un corto que narra las peripecias vividas por una teleoperadora de una empresa de telefonía cuando es despedida por su malvada jefa
Whatsapp
El equipo de rodaje del cortometraje junto con las dos actrices y los figurantes en la sala del Diari de Tarragona donde se rodó el film.  Foto: ecir

El equipo de rodaje del cortometraje junto con las dos actrices y los figurantes en la sala del Diari de Tarragona donde se rodó el film. Foto: ecir

La telefonía móvil es la principal fuente de quejas que reciben las oficinas del consumidor. Julia es una teleoperadora del servicio de bajas de una de estas compañías de telefonía, presionada por su malvada jefa –Carla– para que tramite cuantas menos, mejor. Hasta que es despedida y la situación se complica.

Ésta es la trama inicial de Recoge tus cosas, el cortometraje que durante dos días han estado rodando en las instalaciones del Diari los aproximadamente veinte alumnos de la Escola de Cinema de Reus, dirigida por el premiado Daniel Villanueva, que en este caso se encarga de la producción. 

Pero la cabeza pensante de este proyecto en concreto es Jordi Oliver, el guionista y director. Ya ha escrito otras obras, pero es la primera vez que se pone detrás de la cámara. Asegura que la intención es distribuir el corto en certámenes de cine y de cortometrajes. La previsión es que esté listo a principios de 2018. «Todo se ha hecho sin contratiempos», recalca.

Uno de los momentos del rodaje en el Diari de Tarragona, que duró dos días. Foto: Lluís Milián

Su mano derecha ha sido Aida Hierro, su ayudante de dirección: «Mi trabajo era encargarme de que todos los planos salgan a la hora». Esta tarraconense confiesa que le gustaría dedicarse a la dirección. Sobre el curso, dice que «lo que más he aprendido es que un rodaje es un equipo entero y tienes que saber comunicarte con tus compañeros».

Las ‘protas’

Para protagonizar los dos papeles del corto –hay además  tres figurantes– se hizo un llamamiento a través del Facebook para que las interesadas enviaran un vídeo de un minuto presentándose y diciendo cuáles eran sus hobbies, su experiencia en este mundo, etc.

La ‘buena’ de la película es Andrea Artesero –que interpreta a Julia–, una joven reusense de 22 años «que ya había salido como figurante y extra en un corto de un amigo» y también en algún corto de la URV. Actualmente es dependienta de una tienda de la capital del Baix Camp, «pero estudio para ser actriz». También ha hecho teatro y está en el grado elemental de interpretación del Centre de Lectura de Reus. «La experiencia ha sido muy buena. Es fácil trabajar con este equipo. Todo estaba muy bien organizado», confiesa. 

A su lado está su ‘jefa’ Carla, personaje representado por Olga Sabaté, también de Reus. Al contrario que Andrea, no tenía ninguna experiencia en este mundo, «pero de joven quería ser actriz. Pero por circunstancias de la vida no pude estudiar para ello. Y ahora pensé ‘por qué no’». Añade que «me ha sorprendido la profesionalidad que se respira. Pensaba que sería más de ir por casa. Jordi –el director– estaba muy pendiente de nosotros». Sus hijos ya le llamaban una popu después de salir por Canal Reus. Seguro que ahora lo es un poco más.

Aparte de las dos actrices y los tres figurantes, el resto del equipo es de la Escola de Cinema de Reus, excepto Carlota Aragonès, la maquilladora, que estudia en el Institut Cal·lípolis de Tarragona. 

Detrás de todo está Daniel Villanueva, el director de la ECIR. Comenta que el presente curso comenzó en octubre y se alargará hasta después de verano, cuando finalizará el último de los doce cortometrajes previstos –ahora sólo llevan dos–. La idea es que cada alumno pase por todas las facetas que intervienen en una filmación. «Es la primera vez que nos enfrentamos a un cortometraje por alumno», recalca. «La experiencia está siendo brutal. Cada uno se enfrenta a su primer corto y después pasa por todas las facetas. Y eso les enriquecerá porque valoran el trabajo de sus compañeros. Es una práctica buenísima».

Este corto ha sido rodado, al igual que la mayoría, en castellano «por una cuestión de mercado». Villanueva define el corto como «amable y que, al no tener un género muy marcado, puede funcionar muy bien en festivales genéricos y también de cortometrajes».

Temas

Comentarios

Lea También