Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Sospechas de intencionalidad en el incendio de Sant Salvador

El fuego se originó en la avenida Dels Pins, en el límite con el término municipal de Els Pallaresos, en una senda de paso de personas, una de las zonas en las que el año pasado hubo varios incendios

Àngel Juanpere

Whatsapp
El incendio se declaró minutos después de las 11 de la mañana y la rápida actuación permitió extinguirlo en poco más de 75 minutos. Foto: dt

El incendio se declaró minutos después de las 11 de la mañana y la rápida actuación permitió extinguirlo en poco más de 75 minutos. Foto: dt

El incendio forestal declarado en la mañana de ayer en Sant Salvador, detrás de la residencia de personas con discapacidad física, ha hecho saltar de nuevo las alarmas sobre la presencia de uno o varios pirómanos en esta zona, que estarían detrás de más de una veintena de fuegos declarados durante el año pasado.

No se han encontrado indicios de intencionalidad, aunque ésta sería la hipótesis con la que estarían barajando los agentes rurales, que han iniciado una investigación. Precisamente fue una de sus patrullas la que a las 11.10 horas de ayer detectó el siniestro, que llegó a quemar 2.460 metros cuadrados de vegetación.

El fuego se originó en la avenida Dels Pins, en el límite con el término de Els Pallaresos, en una senda de paso de personas, una de las zonas en las que el año pasado hubo varios incendios. La columna de humo se podía ver desde lejos. El frente evolucionó despacio debido a que apenas soplaba viento, la temperatura era inferior a los 30 grados y la vegetación todavía guardaba humedad. Ello provocó que no se tuviera que desalojar la residencia, aunque sí se les pidió que extremaran las precauciones. 

En los trabajos de extinción participaron tres dotaciones terrestres de los bomberos y dos helicópteros, que una hora más tarde daban el fuego por controlado. Ardieron casi 2.500 metros cuadrados de sotobosque y pino blanco.

Al incendio también acudió la Guàrdia Urbana de Tarragona para regular el tráfico en la zona, así como Mossos d’Esquadra. Muchos vecinos se acercaron a la avenida a seguir en directo el trabajo de los equipos de extinción.

Por otra parte, antes de la hora de comer, una dotación de los Mossos d’Esquadra acudía al final de la calle Joan Miró, cerca del puente de Santa Tecla, puesto que se alertaba de una pequeña columna de humo en la zona que este lunes se quemó al margen del río. 

Fuentes de los Bombers explicaron que el humo procedía de un tronco que todavía conservaba el calor del día del incendio y que había iniciado la combustión. Los bomberos remojaron la zona, sin que hubiera posibilidad de que se reavivaran las llamas en estos 8.000 metros calcinados. 

Temas

Comentarios

Lea También