Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

TGN 2017 planea fichar a un nuevo alto cargo y pagarle unos 100.000 ==euro==

Josep Anton Grau Reinés, actual director de la Autoritat del Transport Metropolità, es el nombre que más suena
Whatsapp
Imagen de una reunión del Comité Organizador de los Juegos del Mediterráneo 2017, en 2013. Foto: Lluís Milián

Imagen de una reunión del Comité Organizador de los Juegos del Mediterráneo 2017, en 2013. Foto: Lluís Milián

La organización de los Juegos del Mediterráneo Tarragona 2017 podría incorporar próximamente a un nuevo alto cargo: esos son, por lo menos, los planes la cúpula política al frente de la organización del acontecimiento, comenzando por el alcalde de Tarragona, Josep Fèlix Ballesteros.

Aunque la contratación se encuentra en fase inicial, ya hay un nombre sobre la mesa que suena con mucha más fuerza que todos los demás:el de Josep Anton Grau Reinés, actualmente director general de la Autoritat del Transport Metropolità (ATM) y con dilatada experiencia directiva en el ámbito de la administración pública. Según ha podido saber el Diari, la figura de Grau, pese a venir de la órbita convergente, convence a Ballesteros, que está decidido a incorporarle y a ofrecerle, por tanto, un sueldo acorde a sus expectativas.

En este sentido, fuentes próximas al proceso cifran la oferta en torno a los 100.000 euros anuales. En cuanto a las funciones del nuevo alto cargo, reina el hermetismo, y lo único que todas las fuentes coinciden en señalar es que «en ningún caso vendría para reemplazar a Ramon Cuadrat (actual director general) ni tampoco a estar por encima de él».

 

El problema del salario

Parece que se trataría, pues, de una figura paralela o inmediatamente inferior, aunque eso generaría un nuevo problema:lo que se ofrecerá a Grau no encaja en la actual escala salarial de los Juegos, y obviamente podría resultar conflictivo que dos cargos de un mismo nivel jerárquico percibieran retribuciones distintas. Más aún si se diera el caso de que el cargo de Grau fuese jerárquicamente inferior al de Cuadrat.

No obstante, al mismo tiempo es cierto que a un candidato del perfil de Grau Reinés difícilmente se le puede plantear una oferta inferior si se espera que acepte, teniendo en cuenta su currículum y su cargo actual. Todo eso teniendo en cuenta que, según diversas fuentes, la oferta que planteará Tarragona 2017 ya es inferior a lo que Grau percibe como director general de la ATM.

 

Exdirector del Incasòl

Nacido en Valencia en 1954, Josep Anton Grau Reinés es arquitecto de formación (UPC, 1980). Anivel profesional, su vida ha estado íntimamente relacionada con la administración pública, casi siempre en la Generalitat: ha sido director del Institut Català del Sòl;secretario general del Departament de Política Territorial;vicepresidente de Gestió d’Infrastructures SA (GISA), la empresa que controla las obras públicas del Govern, o gerente del Hospital de Sant Pau entre 2002 y 2005.

Aunque entre las altas esferas políticas de la ciudad es pública y notoria la intención de negociar con Grau Reinés para su posible incorporación, públicamente los dirigentes lo desmienten y se muestran cautos y herméticos:«No existe ningún proceso abierto porque entre otras cosas es una decisión que compete al Comité Organizador», destaca el concejal encargado del área, Javier Villamayor. «Es evidente que los Juegos se acercan y el volumen de trabajo va a aumentar, y pronto habrá que incorporar a nuevas personas. Pero a día de hoy ni se ha decidido incorporar a nadie, ni se sabe en qué áreas harán falta, ni mucho menos hay nombres sobre la mesa», insiste el edil al respecto.

Villamayor, además, es contundente al asegurar que «en ningún caso» está sobre la mesa ninguna incorporación que menoscabe la autoridad de Ramon Cuadrat. «Es más, cualquier incorporación se basará en las necesidades que detecte y nos plantee el propio director general, por lo que no sólo está informado de todo, sino que tomará parte en cualquier decisión», añade.

 

El papel formal del Comité

Villamayor recuerda además que, formalmente, cualquier decisión «debería someterse en última instancia a la aprobación del Comité Organizador», la máxima autoridad de los Juegos, si bien su papel es más bien formal y simbólico, pues apenas se reúne cada varios meses. El día a día de los Juegos se gestiona desde Tarragona y la administración con mayor poder de decisión sobre ellos es el Ayuntamiento, que es por tanto quien lidera la mayoría de las decisiones.

En la misma línea, otros dirigentes políticos vinculados con los Juegos Mediterráneos, como Josep Acero –concejal del PP– o Maribel Rubio –de CiU–, se han alineado también con el discurso oficial de que a día de hoy ningún proceso de contratación está en marcha.

Es más:el propio Ramon Cuadrat es también contundente al asegurar que está «informado de todo» cuanto sucede alrededor de los Juegos y que se siente «respaldado al 100%» por la cúpula política. «Es cierto que en los próximos meses tendremos que incorporar a más gente, pero a día de hoy no sabemos ni siquiera en qué funciones exactamente. No hay nada en marcha», asegura el director general de los Juegos.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También