Más de Tarragona

TGN invertirá 140.000 euros en la pasarela fija para facilitar los montajes en el Camp de Mart

La obra empezará en octubre, estará en 2022 y permitirá acabar con los 50.000 euros al año que el Consistorio se gasta en alquileres de estructuras para la descarga de camiones

Octavi Saumell

Whatsapp
Espacio donde se situará la estructura, que será de 15 metros. FOTO: ALBA MARINÉ

Espacio donde se situará la estructura, que será de 15 metros. FOTO: ALBA MARINÉ

El Ayuntamiento de Tarragona invertirá este año 140.000 euros para la construcción de una nueva pasarela que facilitará los montajes en el Teatre Auditori del Camp de Mart, una actuación que estaba pendiente desde la inauguración del recinto en 1970. Anualmente, el Consistorio se gasta entre 40.000 y 60.000 euros en el alquiler de estructuras provisionales para facilitar las tareas de carga y descarga de los camiones que llevan el material de las producciones, y que entran por la parte posterior de la instalación situada junto al Col·legi Sant Pau. «Será una inversión que nos permitirá tenerla fija, y que amortizaremos en tres ó cuatro años», indica el alcalde y concejal de Cultura, Pau Ricomà (ERC), quien la pasada semana accedió a realizar con el Diari un recorrido por los equipamientos culturales de la ciudad.

Según el proyecto, que ya está redactado por el Departament Municipal de Territori, la actuación comportará la construcción de una estructura de 15 metros de largo, así como la incorporación de un muro de contención de cinco metros de altura para que el acceso esté al nivel del escenario. De esta forma, se habilitarán escaleras mecánicas para acceder a la parte inferior, que está ocupada por la URV.

«Encarece las producciones»

Desde hace medio siglo, el Consistorio debe alquilar cada temporada estructuras provisionales para poder hacer posible el montaje de las producciones. Con un cálculo conservador –de 40.000 euros anuales– el gasto municipal asciende cada mandato hasta unos 160.000 euros, lo que en diez años da una hipoteca de 400.000 euros para las arcas públicas. «Era una deuda histórica, no entiendo que no se hubiera hecho antes», afirma Ricomà, quien también destaca que la actuación estrella de este 2021 «será un punto de inflexión» para dinamizar el equipamiento. «El coste de oportunidad será elevadísimo, ya que ahora el alquiler de las pasarelas nos encarece mucho las producciones. Hay algunas que no vienen porque no les sale a cuenta y que en el futuro sí que lo querrán hacer».

La previsión del ejecutivo de la Plaça de la Font (ERC-Comuns) es que la intervención para habilitar la nueva estructura fija se inicie en octubre. «Podríamos iniciar las obras en dos meses, ya que tenemos el proyecto hecho y solo falta sacar las actuaciones a contratación, pero si las empezáramos en primavera esta temporada no podríamos alquilar la pasarela provisional y no podría haber programación. Por esto nos esperaremos hasta después de Santa Tecla», indica Ricomà.

De esta forma, el «patio de atrás» del Camp de Mart estará listo para la temporada de 2022. «Completaremos el recinto y podremos sacar el máximo rendimiento a un espacio al aire libre como hay poquísimos en Catalunya. Estoy seguro que nos dará un gran impulso turístico», recalca el máximo edil del Consistorio, quien lamenta que «cuando entramos en 2019 nos encontramos con unos equipamientos culturales con unos problemas estructurales brutales y con una situación de absoluta dejadez», afirmó en una clara referencia a la gestión del anterior gobierno liderado por el PSC de Josep Fèlix Ballesteros. De hecho, el Auditori del Camp de Mart cerró durante la segunda mitad de 2017, cuando el que entonces era concejal de Cultura, Josep Maria Prats –Units per Avançar–, decidió clausurar provisionalmente el equipamiento a la espera de informes que determinaran la situación. Posteriormente, tras la marcha del edil democristiano a raíz de los hechos del 1 d’octubre, el recinto reabrió con la entrada a la concejalía de Begoña Floria (PSC).

El horizonte: la nueva carpa

Otro de los proyectos de envergadura que maneja el Departament de Cultura en el recinto situado a las puertas de la Part Alta es la sustitución de la carpa. La cubierta téxtil fue instalada en el año 1993 y, en ese momento, fue considerada la más grande de toda Europa. Sin embargo, los informes indican que su vida útil finaliza en 2023, por lo que ya es necesario pensar en la reposición de los 3.000 metros cuadrados de lona.

«Este año destinaremos 30.000 euros para elaborar el proyecto. En teoría aguanta dos años más según el análisis visual que se hizo, pero debemos afrontar su renovación desde ya porque pese a que ahora mismo no sufre problemas de tensión, sí que tiene muchos hongos», afirma el político de Esquerra Republicana, quien prevé que la intervención en la membrana pueda llevarse a cabo «a finales de 2022».

Asimismo, según las estimaciones que han realizado los técnicos municipales, el coste de la operación podría superar los 800.000 euros. «Es una pieza única, y hay muy pocas empresas que puedan ocuparse. Esperamos que en el proceso de licitación el gasto final sea inferior», recalca Ricomà.

40.000 euros en el presupuesto

Las cuentas municipales para 2021 reservan 40.000 euros en inversiones para el Camp de Mart. «Esta cantidad se ampliará cuando tengamos el remanente de 2020. Aumentaremos varias partidas, y las infraestructuras culturales serán una de ellas», avanza Ricomà en la conversación con este periódico. Entre las acciones que se llevarán a cabo también están las de cambiar la iluminación, «que es antigua» según asegura Ricomà, a la vez que también se actualizará la instalación eléctrica porque «la actual no es eficiente y consume mucho». El Camp de Mart celebra su primer medio siglo con un lifting.

Temas

Comentarios

Lea También