Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Hacienda

Tarragona carga este viernes los tributos a los contribuyentes que los tienen domiciliados

El IBI y los vehículos debían pagarse el 5 de mayo, pero se retrasaron por la Covid-19. En octubre se pagarán la basura, el IAE y los vados

Octavi Saumell

Whatsapp
El Ayuntamiento cobra este viernes el IBI y el impuesto de vehículos que están domiciliados. FOTO: PERE FERRÉ

El Ayuntamiento cobra este viernes el IBI y el impuesto de vehículos que están domiciliados. FOTO: PERE FERRÉ

El Ayuntamiento de Tarragona cargará finalmente este viernes la primera parte de los tributos municipales a todos los contribuyentes que los tienen domiciliados. Así se desprende de un decreto firmado el pasado viernes por el alcalde, Pau Ricomà (ERC), en el que el máximo representante municipal «levanta la suspensión» de la «ampliación, suspensión y modificación de determinados plazos y actuaciones respecto de los tributos municipales», que el propio Ricomà había decretado el pasado 26 de marzo, a raíz de la crisis del coronavirus y la entrada en vigor del Estado de alarma del 14 de marzo que, según la orden presidencial de Pedro Sánchez (PSOE), disponía la «suspensión de los plazos y la interrupción de los vencimientos para la tramitación de los procedimientos del sector público».

Ese día, entre otras cuestiones, el gobierno municipal suspendió el cobro del recibo del mes de abril de los tributos fraccionados, y pasó el pago de las tasas e impuestos domiciliados del 5 de mayo al 5 de junio. También se alargó del 22 de junio al 6 de julio el límite máximo para abonar los tributos en periodo de ejecución voluntaria.

Primero, los fraccionados

El pasado 5 de mayo, el ejecutivo de la Plaça de la Font ya inició el desconfinamiento de las tasas e impuestos, cargando la cuota de los fraccionados a los 10.297 contribuyentes que los pagan en diez plazos.

Ahora, el Ayuntamiento llevará a cabo la segunda medida tributaria, como es la ejecución de los tributos domiciliados. Así se asegura en el decreto del pasado viernes, que especifica que «por Real Decreto 537/2020, de 22 de mayo, se aprueba levantar la suspensión de los plazos suspendidos, que se reanudarán o reiniciarán desde el 1 de junio».

Según el decreto de Ricomà, esta medida se justifica en que a pesar de prorrogarse el estado de alarma, «el avance del plan para la desescalada, con la consiguiente reactivación de la actividad económica, de la movilidad y de las necesidades de los ciudadanos de acceder a los servicios, tanto públicos como privados, hace conveniente facilitar el normal desarrollo de los procedimientos administrativos y judiciales», y recuerda que «la ciudad de Tarragona se encuentra actualmente en la fase 2 del plan para la desescalada y, desde el día 18 de mayo, la Oficina d’Atenció Municipal presta servicio presencial». Asimismo, la previsión es que la ciudad pueda entrar en la fase 3 a partir del próximo lunes.

Por todo lo anterior, este viernes se pasará a los ciudadanos el pago del IBI y del impuesto de vehículos, mientras que el próximo 5 de octubre llegará el turno de los otros tributos: el Impuesto sobre bienes inmuebles de características especiales; el impuesto sobre bienes inmuebles rústicos; el impuesto sobre actividades económicas; la tasa de recogida y eliminación de basuras; y las tasas de vados.

Por otra parte, hasta el 22 de junio está abierto el plazo para abonar en seis pagos los tributos municipales. De esta forma, quien pida cumplir con sus obligaciones mediante seis cuotas, las abonará cada día 5 de mes entre julio y diciembre.

Temas

Comentarios

Lea También