Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona pide al comercio que ponga flores en su puerta y luego lo multa

Los comerciantes argumentan que fue la edil de Comerç, Elvira Ferrando, quien les animó a colocar las macetas en la acera

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de ayer de la joyería Rabat-Zaida, situada en la Rambla Nova y que aún mantiene las macetas en la vía pública. Foto: Lluís Milián

Imagen de ayer de la joyería Rabat-Zaida, situada en la Rambla Nova y que aún mantiene las macetas en la vía pública. Foto: Lluís Milián

La entidad comercial La Via T denuncia que durante los últimos días varios comercios del centro de la ciudad han sido sancionados por parte de la Guàrdia Urbana por tener macetas en la vía pública. El presidente de los comerciantes, Salvador Minguella, critica que se trata de una iniciativa que el tejido asociaciativo llevó a cabo «a instancias de la concejal de Comerç», Elvira Ferrando (PSC).

«En la primera reunión que hicimos, en verano de 2015, la concejal nos dijo que venía de Bruselas y que allí había visto que las tiendas ponían macetas con flores en la entrada. Nos animó a hacerlo también aquí en Tarragona, ya que era una forma económica de ayudar a dar un cambio a las calles de la ciudad», explica Minguella, quien relata que «fue una propuesta que fue bien vista por muchos establecimientos» comerciales del núcleo urbano.

Entre 100 y 1.500 euros

La sorpresa, sin embargo, ha llegado durante las últimas semanas, cuando los agentes de la Guàrdia Urbana se han personado en las tiendas para hacer inspecciones y abrirles diligencias por una ocupación irregular de la vía pública. En una de las actas, redactada el pasado 21 de febrero, los agentes indican en el escrito que un negocio situado en la Rambla Nova «comete una infracción de ocupación de espacios públicos sin autorización», a la vez que pusieron de manifiesto que «se observan macetas de grandes dimensiones».

Según la Ordenança General vigente de Convivència Ciutadana i Usos dels Espais Públics del Ayuntamiento de Tarragona, la sanción puede oscilar entre los 100 y los 1.500 euros, según si la infracción está considerada como «leve», «grave» o «muy grave».

Minguella lamenta que «una vez Ferrando nos animó a poner las flores, muchos comercios hicimos una inversión para cambiar las macetas que ya teníamos, para poner otras que decoraran más», y cuyo coste varía entre los cien y los mil euros. «El problema es que la concejal nos animó a poner flores, pero no nos especificó cómo hacerlo. De este Ayuntamiento ya no me sorprende nada», critica Minguella, quien calcula que los comercios afectados por estas sanciones de la Guàrdia Urbana «pueden ser entre quince o veinte».

‘Se les advirtió’

La concejal de Comerç del Ayuntamiento de Tarragona, Elvira Ferrando, reconoce que hace tiempo animó a los comerciantes a decorar las entradas a los establecimientos de la ciudad con flores. «Es cierto que lo hice y que no les especifiqué cómo hacerlo, pero está claro que, en caso de poner las macetas, deben cumplir con la ordenanza municipal vigente», afirma Ferrando en declaraciones al Diari.

La edil de la formación socialista remarca que «se les avisó de que habría inspecciones de la Policía Local. «Una vez la Guàrdia Urbana realizó las visitas a los comercios, se les dio unos días para que retiraran las macetas», indica la edil del equipo de gobierno, quien insiste en el hecho de que los comerciantes «pueden tener las flores y las macetas en el interior de sus aparadores, sin tener que ocupar la vía pública».

 

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También