Más de Tarragona

Tarragona recupera el 81% de las pernoctaciones de 2019

El Patronat Municipal de Turisme trabaja para la desestacionalización de la actividad turística durante todo el año, por lo que se está creando nuevo producto para mejorar la experiencia

NÚRIA RIU

Whatsapp
Imagen de un grupo de turistas este verano en el Circ. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de un grupo de turistas este verano en el Circ. FOTO: PERE FERRÉ

Los indicios ya eran buenos, sin embargo, las cifras definitivas han acabado confirmado las buenas sensaciones que dejó el mes de agosto, cuando la presencia de turistas se hizo más que evidente en la ciudad de Tarragona. Así lo ha confirmado el balance definitivo que ha dado a conocer el Patronat Municipal de Turisme, según el cual en el periodo entre el 15 de junio y el 15 de septiembre se han registrado 524.796 pernoctaciones.

El dato representa una notable mejora respecto a las 369.031 pernoctaciones del año pasado, cuando la pandemia estaba en una fase más avanzada y el turismo se vio especialmente perjudicado. Por este motivo, si lo comparamos con el último año normal, es decir 2019, puede comprobarse como el balance registrado representa la recuperación del 81,72% de la actividad. Para el presidente del Patronat de Turisme y alcalde de la ciudad, Pau Ricomà, estos datos confirman que «este verano ha sido de una fuerte recuperación, con un crecimiento muy claro respecto al año anterior».

Madrid es un mercado que se mira con interés tras la puesta en marcha del AVE 'low cost'

La mejora ha sido especialmente significativa en los hoteles, que han registrado un incremento del 122%. Uno de los motivos es que este ha sido el primer verano completo con el hotel H10 Imperial Tarraco abierto, teniendo en cuenta que este empezaba a recibir los primeros clientes a mediados de julio del año pasado. Esto ha dejado la oferta de plazas hoteleras de la ciudad en 1.160 habitaciones.

También se ha incrementado la tasa de ocupación media de los hoteles, que se ha situado en un 65,1% durante este periodo, lo que significa un crecimiento de 27,6 puntos respecto al año anterior. Pese a ello, la cifra aún sigue por debajo de los registros prepandemia, cuando este índice fue del 78,2%. Un último dato referente a la ocupación hotelera es el que hace referencia a la estancia media de los clientes, que se ha mantenido en una media de 2,1 días.

En cuanto a los campings, el crecimiento no ha sido tan significativo (+27%) ya que durante el año pasado estos consiguieron aguantar más. Sin embargo, la buena noticia está en que las 96.902 pernoctaciones que se han registrado durante este verano han permitido alcanzar los niveles de 2019.

"Este verano ha sido de una fuerte recuperación, con un crecimiento muy claro respecto a 2020"

La ocupación media que han registrado los siete establecimientos ubicados en el litoral de la ciudad es del 59,2%, 10,8 puntos superior respecto al año pasado y aún por debajo de un escenario habitual, teniendo en cuenta que antes de la pandemia este porcentaje alcanzó el 74,4%. En este caso, la estancia media de los clientes es de cuatro noches.

Impulso del turismo nacional

Esta dinámica positiva se explica por el buen comportamiento del turismo nacional, que está detrás del 70% de los clientes en hoteles y de hasta el 85% en los campings. Destaca también la buena respuesta del mercado francés, que ha tenido una incidencia muy importante, desde que se flexibilizaron las medidas santiarias. En el caso de la actividad hotelera, la incidencia de este mercado ha sido de hasta el 10,4% de la actividad.

Ricomà confirmaba que «la tendencia es al alza», aunque añadía que «somos conscientes de que queda mucho trabajo por hacer». El objetivo del patronato es alejarse de un modelo de «turismo intensivo» y, de hecho, la oferta de plazas hoteleras de la ciudad tampoco no da mucho margen de crecimiento para los meses de verano. Por este motivo, la estrategia se centra en hacer de esta actividad una apuesta «durante todo el año» y, en este sentido, el alcalde avanzaba que se impulsarán campañas específicas en mercados como Madrid, que se mira con especial interés después de la entrada en funcionamiento del AVE low cost.

Más allá de la presencia en ferias promocionales, la coordinadora del Patronat Municipal de Turisme, Joana Conesa, apuntó que se está trabajando en la línea de «posicionar la marca y crear producto para tener más experiencias positivas en la ciudad, dando más motivos para que nos visiten». Una estrategia que va a articularse a través del Tarragona Convention Bureau.

Desde Turisme del Ayuntamiento, quiere ponerse en valor la oferta gastronómica, cultural y en naturaleza de la ciudad para que estos elementos se conviertan en un reclamo de cara a los visitantes, más allá del patrimonio. Al respecto, el alcalde apuesta por «no crear un modelo de propuestas descontextualizadas» sino que sea la propia oferta que nutre la agenda de la ciudad la que «compartamos con los turistas».

Finalmente, desde el patronato también se valoró que desde el pasado mes de septiembre se está «reactivando» el turismo vinculado a los negocios con «pequeñas reuniones» en hoteles y recintos como el Seminari.

Temas

Comentarios

Lea También