Tarragona reduce el riesgo de rebrote justo antes de la vuelta al cole

El balance epidemiológico ha mejorado ostensiblemente, pero el peligro sigue siendo alto en el Camp. El Ebre llega en buena situación

Raúl Cosano

Whatsapp
Una prueba PCR durante los cribajes masivos que se hicieron en tres barrios de Reus. Foto: Alba Mariné

Una prueba PCR durante los cribajes masivos que se hicieron en tres barrios de Reus. Foto: Alba Mariné

Tarragona ha conseguido aminorar el riesgo de rebrote a las puertas del regreso a las aulas, un momento crítico para la situación epidemiológica, quizás el más delicado desde la primera oleada del virus. Está por ver si esa mejoría va a ser suficiente para que la pandemia no se agrave aprovechando esa vuelta al cole y el aumento de la movilidad. Las autoridades sanitarias y los expertos avisaban de que había que bajar la curva, en un sprint final, para encarar con garantías la llegada del mes de septiembre.

Lo cierto es que la situación ha mejorado en las últimas semanas. La provincia ha pasado de un riesgo de rebrote de 196 a otro de 120, igualmente alto, pero que deja atrás los picos de hasta 220 en mediados de agosto, cuando los rebrotes pusieron en aprietos a ciudades como Reus y a todo el Camp de Tarragona. La amenaza continúa siendo alta pero, al menos, se ha mejorado en otro indicador clave. La Rt, el dato que calibra la propagación del SARS-CoV-2 , ha bajado de 1,13 a 0,79, una dinámica esperanzadora, teniendo en cuenta que una cifra mayor que 1 significa que la pandemia está creciendo y, por debajo, que la fase es de contención. 

Pero, más allá del saldo provincial, la realidad es bien heterogénea y cambia mucho en función del territorio que se analice. Así, la región sanitaria de Terres de l’Ebre afronta esta semana clave en su mejor situación de los últimos dos meses. El riesgo de rebrote llegó a dispararse en agosto hasta 213 –a partir de 100 se considera que el nivel de peligro es alto– pero ahora se ha situado en un tranquilizador 47,66, en zona moderada. Solo la Ribera d’Ebre (103) está en un riesgo alto de rebrote, pero la situación está relativamente bajo control en comarcas como Baix Ebre (70), Montsià (18) y Terra Alta (36). 

Los progresos en las últimas semanas son claros a la espera de este momento crítico

Más complicadas están las cosas en el Camp de Tarragona, pese a los avances. La Rt se ha situado por debajo de 1 (en 0,80, concretamente) y el índice de riesgo de rebrote ha descendido de 236 a 143, dejando atrás puntas de hasta 242, registradas alrededor del 20 de agosto. Tarragonès (142) o el Baix Camp (146), las comarcas con más población, muestran cifras preocupantes. La Conca de Barberà, con una tasa de rebrote baja de 53, es apenas la excepción a todo una área que preocupa y en la que se deben extremar las precauciones, más aún en este inicio de curso escolar que prondrá a prueba los protocolos implantados. Así, la tendencia de reducción es positiva en el Camp de Tarragona, pero aún se está en riesgo alto, y de ahí que algunos expertos hayan pedido esperar un poco más antes de abrir las aulas o incluso llevar a cabo una apertura escalonada, en función de cómo están los datos en la zona de influencia de los respectivos centros educativos. 

El CSIC desaconseja regresar
En ese sentido, el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) desaconseja, en un informe, que los estudiantes mayores de 16 años vuelvan a las aulas, mientras sí avala el retorno de los más pequeños. Entre los niños, aunque el riesgo cero no existe, los beneficios de la presencialidad están por encima de los costes. El cierre de los colegios, relata el CSIC, ha agrandado las desigualdades entre los niños de familias que pueden permitirse una educación a distancia y las que no y puede tener consecuencias en la socialización y en la salud mental de los menores, por el abuso de las pantallas; ya en las familias, ha creado problemas de conciliación y ha aumentado la brecha de género. 

Por otra parte, la plataforma DadesCovid del Departament de Salut informó ayer de que no se produjo ningún fallecimiento por coronavirus en las últimas 24 horas. Asimismo, se registró un notable descenso de los contagios, que descendieron hasta la mitad, con un balance de 37 casos. El Camp de Tarragona sumó 26 positivos más mientras que el Ebre 11. Este último balance de Salut deja la demarcación con un total de 6.617 contagios (5.411 en el Camp y 1.206 en el Ebre). 

En el Camp la tasa de confirmados por PCR se sitúa ahora en 72,12 por cada 100.000 habitantes. En estos momentos hay 79 personas ingresadas por coronavirus, 10 de las cuales en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI). En la región sanitaria de las Terres de l’Ebre la tasa de confirmados por PCR en los últimos siete días es de 27,66 por 100.000 habitantes. En estos momentos, hay cinco pacientes ingresados en hospitales, ninguno en la UCI.

Temas

Comentarios

Lea También