Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona retira los 25 patinetes eléctricos de alquiler por falta de licencia

El Ayuntamiento anuncia que estudiará abrir expediente sancionador a la empresa Buny por activar el servicio antes de 2020 y sin la preceptiva licencia. La firma asegura que es una prueba piloto y no ha incurrido en ninguna irregularidad

Carla Pomerol

Whatsapp
FOTO: PERE FERRÉ

FOTO: PERE FERRÉ

La Guàrdia Urbana de Tarragona deberá retirar esta tarde de lunes los 25 patinetes eléctricos que hay repartidos en la ciudad y que son propiedad de la empresa Buny.

La actuación policial se hará por orden del gobierno municipal, que ha anunciado este mediodía que los patinetes carecen de licencia y que la empresa ha actuado sin ningún permiso. Por tanto, no pueden estar en la calle ni prestar servicio de alquiler.

El misterio de los patinetes eléctricos de alquiler en Tarragona

Tres patinetes de la empresa Buny, dedicada al alquiler de este tipo de vehículos, están aparcados en una zona destinada a las bicicletas en el paseo del Miracle. Los tres están sujetos con una cadena para evitar su robo.

El portavoz del equipo de gobierno, Xavier Puig, ha explicado que los patinetes eléctricos se han colocado en la ciudad sin permiso y por ello ordena a la Guàrdia Urbana su retirada durante el día de hoy. Ha explicado el conseller que hay 5 empresas interesadas en este servicio de movilidad y que todas podrán operar, pero no antes de 2020 que es el plazo estipulado.

La razón del retraso, explicado en una reunión este pasado mes de agosto, es que existe un vacío legal a nivel de normativa y ordenanza y lo que se busca es que cuando operen las empresas en 2020, haya un marco legal que regularice el servicio y a los usuarios que quieran disfrutar del patinete eléctrico de alquiler.

Sin embargo, la empresa Buny (una de las cinco interesadas en operar en la ciudad), puso hasta 25 patinetes en diferentes puntos este pasado viernes, 15 de noviembre. Ello creó sorpresa y estupefacción a vecinos (por desconocimiento) como al propio Ayuntamiento que no entendía porqué estaban los patinetes ocupando plazas de aparcamiento de bicicletas sin permiso municipal.

Incluso el Port de Tarragona amenazó en retirar los vehículos que estaban en el paseo del Miracle (de su competencia) por carecer de permiso para operar desde ese punto de la ciudad.

Sergi Masferrer, director general de la empresa, ha explicado que los 25 patinetes repartidos por toda la ciudad han sido una prueba piloto y que ha habido usuarios durante estos días que ya han disfrutado de ellos. Por ello, se siente satisfecho de la aceptación que ha tenido el servicio que gestiona. 

Para Masferrer no existe ni irregularidad ni incumplimiento de ninguna norma y espera poder aclarar el embrollo generado con el Ayuntamiento. Sin embargo ha añadido que la empresa ha intentado establecer contacto con los responsables municipales desde la reunión de agosto sin éxito.

Temas

Comentarios

Lea También