Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Teruel, Guadalajara y Tarragona piden a Fomento una conexión por autovía

Quieren impulsar la mejora de las comunicaciones de Madrid al Mediterráneo a través de la N-420

Diari de Tarragona

Whatsapp
El viaducto de la N-420 que une Falset con Móra la Nova.

El viaducto de la N-420 que une Falset con Móra la Nova.

Los responsables de las Diputaciones de Teruel, Guadalajara y Tarragona solicitarán una reunión al Ministerio de Fomento para impulsar la construcción de una autovía que conecte Madrid con la salida al mar por estas tres ciudades.

Así lo anunció el presidente de la Diputación de Teruel, Ramón Millán, poco antes de reunirse con su homólogo de Guadalajara, José Manuel Latre, y el diputado provincial de Recursos Humans i Polítiques Actives d’Ocupació de la Diputació de Tarragona, Joan Josep Malràs.

En el encuentro, los representantes de las tres instituciones acordaron, según señaló Millán, trasladar al Gobierno central este proyecto, en el cual llevan trabajando un tiempo, para que «eche a andar» y empiecen a desarrollarse los estudios previos.

En palabras del dirigente de Teruel, de la reunión salieron con un «argumentario común» para defender la puesta en marcha de esta autovía, «una línea prácticamente recta entre el centro de España y la salida al Mediterráneo por Tarragona».

La autovía discurriría desde Madrid por Guadalajara y Alcolea de Pilar, y en Teruel por Monreal del Camp y Alcañiz hasta Tarragona, siguiendo los ejes de la N-211 y la N-420.

Alianza estratégica de las tres diputaciones provinciales para impulsar el proyecto

En la provincia de Teruel, Millán explicó que pasaría por zonas poco pobladas actualmente o con perspectivas negativas, y por eso «vertebraría la provincia por el centro», por lo que considera que es «la única infraestructura que podría salvar aquella zona». Defendió que sólo el anuncio del compromiso con esta infraestructura animaría a empresas a instalarse, lo cual ya contribuiría al desarrollo de estos territorios.

Por su parte, el presidente de la Diputación de Guadalajara dijo que es una «vía fundamental para el desarrollo de las provincias».

En la suya afectaría la zona de Molina de Aragón, donde se iniciaría la autovía, que conectaría con la N-211 desde Alcolea pasando por Molina de Aragón para acceder a Monreal del Camp, y después ir hacia Alcañiz, donde conectaría con Tarragona.

Latre defendió que crear redes de comunicación es «un incentivo para el desarrollo económico e industrial», además del incremento de la seguridad.

Por su parte, el diputado de Tarragona destacó la necesidad de mejorar la comunicación de esta parte interior de la provincia, concretamente de municipios como Reus, Falset o Gandesa, con zonas urbanas que soportan mucho tránsito al ser atravesadas por una carretera nacional.

Malràs puso en valor que la provincia cuenta con localidades de menos de 500 habitantes y que hay muchos municipios pequeños que están apostando para ser áreas logísticas, y necesitan buenas carreteras.

Como ejemplo del estado de la línea, el diputado dijo que había recorrido esta carretera para acudir a Teruel, y desde Tarragona el trayecto le supuso casi tres horas y media, cosa que no pueden permitir si el objetivo es «revitalizar el territorio».

A preguntas de los periodistas, reconocieron que el aforo actual no es muy elevado pero esto, insistieron, no es un argumento para analizar la viabilidad de la futura infraestructura, porque actualmente el estado de la carretera no hace que sea atractiva.

Estiman que no sería un coste muy elevado y hacían un llamamiento de atención sobre el hecho que es la vía más factible para conectar esta parte de España, donde impulsar el ferrocarril presentaría muchas más dificultades.

Temas

Comentarios

Lea También