Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tira una botella de cristal a los bomberos que apagaban un incendio en Tarragona

El hombre, que acabó detenido, también amenazó e insultó a los agentes de la Guàrdia Urbana y agredió a uno

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los hechos han ocurrido en la madrugada de hoy martesr debajo el Pont de Santa Tecla. Foto: Lluís Milián

Los hechos han ocurrido en la madrugada de hoy martesr debajo el Pont de Santa Tecla. Foto: Lluís Milián

Un hombre que supuestamente había provocado un incendio en unos objetos inflamables situados en el cauce del río Francolí, en Tarragona, tiró una botella de cristal a los bomberos que estaban sofocando el fuego e incluso agredió a un agente de la Guàrdia Urbana, por lo que finalmente acabó detenido. Además, el individuo estuvo hostil hacia los guardias, con insultos diversos.

Una patrulla de la Guàrdia Urbana observó hacia las seis menos cuarto de la mañana de hoy martes una gran columna de humo que procedía de la zona del río Francolí, cerca de Tarragona. Los agentes comenzaron a detectar el punto donde estaba el incendio. Finalmente lo localizaron debajo del Pont de Santa Tecla.

Los guardias observaron que el fuego era de grandes dimensiones, con altas llamas que procedían de la combustión de una bañera de fibra, además de otros elementos inflamables. Instantes después se acercó a los agentes un hombre, que al parecer vive en una barraca situada al lado de donde se producía el incendio. El individuo se mostró muy agresivo y, además, parecía estar bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

Los agentes decidieron solicitar la presencia de los bomberos ante la importancia de las llamas. Mientras esperaban su llegada, el hombre no paraba de amenazar a los guardias, según fuentes policiales. Los agentes intentaron tranquilizarlo, indicándole que entrara en su barraca. También le pidieron agua para poder sofocar las llamas, negándose a ello.

Desobediencia

Cuando llegaron los bomberos el hombre no paró de increparlos, al igual que a los policías. A uno de ellos le golpeó un dedo con la mano cerrada. Cuando intentaron de nuevo que entrara en su barraca, cogió una botella de cristal y la lanzó contra los bomberos –casi impacta en uno de ellos–. Ante ello, los agentes procedieron a su detención, acusado de un delito de atentado, desobediencia y resistencia a agentes de la autoridad. Además, tenía una orden de averiguación de domicilio de un Juzgado de Valls por un delito de robo con fuerza. El hombre fue identificado como Paul O., un ciudadano rumano de 31 años.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También