Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

Torreforta exige derruir el transformador de la calle Ebre

La administración no da el permiso para desconectarlo, después de una confusión del Ayuntamiento

Carla Pomerol

Whatsapp

Los vecinos del barrio de Torreforta  exigen a las administraciones y a Endesa que se elimine el transformador de luz ubicado en la esquina entre calle Ebre y calle Falset, al lado de la Escola Torreforta. Se trata de una reivindicación histórica. Los vecinos piden el derribo del transformador desde hace, almenos, unos doce años. Y es que aseguran que este dispositivo se encuentra en malas condiciones y supone un peligro para los ciudadanos. Es por esto que un grupo de vecinos se han concentrado en la calle Ebre para pedir la retirada del transformador.

El origen del problema se encuentra cuando se tuvo que derrumbar un bloque de pisos afectado por aluminosis. Integrado en el edificio había un transformador, que no solamente suministraba electricidad a ese bloque, sino también a otros. Por esos, decidieron derrumbar el edificio y mantener una pared con el transformador. 

«Es un peligro público, el edificio que integra el transformador está lleno de agujeros, realmente existe riesgo de derrumbamiento. Solamente hay un trozo de pared enganchada al transformador. Además, los cables están sueltos por la calle», explica Modesto Pallejà, presidente de la Associació de Veïns de Primer de Maig de Torreforta. 

Transformador Torreforta
Unos cuarenta vecinos se desplazaron hasta el lugar a manifestarse.

Después de las reivindicaciones de los vecinos, Endesa y Ayuntamiento de Tarragona decidieron construir un transformador nuevo, que reuniera mejores condiciones, con la finalidad de derribar el viejo. Está construido, pero tampoco ha sido así. Pallejà asegura que «hemos escuchado muchas versiones del porqué no se solucionaba el problema. Algunos decían que en el interior del transformador hay un aceite cancerígeno, que reciclarlo es muy caro y que las administraciones se pasan la pelota».

Una confusión

Hace poco, los vecinos acudieron a un plenario del Ayuntamiento para pedir explicaciones, pero aún no han recibido respuesta. «No entendemos porque no ponen en funcionamiento el nuevo», asegura. Según Endesa, el nuevo transformador se pondrá en marcha cuando se desconecte el viejo y asegura que la voluntad de la compañía es dar de baja la instalación. El problema es que la administración no ha cedido  los terrenos donde se encuentra ubicado el transformador.

Según ha podido saber este medio, el Ayuntamiento pensaba que esos terrenos eran propiedad municipal. La sorpresa llegó cuando el Consistorio decidió regularizar la situación y se dieron cuenta de que la titularidad era de Incasòl, órgano de la Generalitat. Esta confusión del Ayuntamiento de Tarragona seria el principal motivo del retraso a la hora de desconectar y eliminar el transformador viejo. 

Temas

Comentarios

Lea También