Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Torreforta pide que el Ayuntamiento expropie la Plaça Primer de Maig

Los vecinos recibieron el lunes una carta de Incasòl en que se informaba que el POUM contempla la plaza como suelo urbano y de titularidad municipal. Por eso piden que el consistorio se la quede y la urbanice 

Carla Pomerol

Whatsapp
Modesto Pallejà, ayer en la Plaça Primer de Maig, mostrando la carta de Incasòl.

Modesto Pallejà, ayer en la Plaça Primer de Maig, mostrando la carta de Incasòl.

La Associació de Veïns de la Plaça Primer de Maig de Torreforta sigue con su lucha para conseguir que se urbanice la plaza. Desde hace años, la entidad vecinal exige a las administraciones que doten la zona de canastas, porterías y algún parque infantil. «Siempre nos dan largas. El Ayuntamiento dice que la plaza es propiedad de la Generalitat y la Generalitat dice que es del Ayuntamiento. Se pasan la pelota unos a otros», asegura Modesto Pallejà, presidente de la asociación de vecinos. Es por esto que, hace unas semanas, decidió acabar con la incertidumbre y preguntar quién era el propietario de la plaza. 

Pallejà envió una carta a Incasòl –Institut Català del Sòl–, un organismo público de la Generalitat para salir de dudas. El lunes recibió la contestación. Según Incasòl, la finca donde se encuentra la Plaça Primer de Maig está cualificada en el POUM, como suelo urbano, «en la categoría de Sistema d’Espais Lliures de titularidad pública municipal». Actualmente, es propiedad de Incasòl. Según la normativa urbanística del POUM, la reserva de suelo en estos casos por parte del Ayuntamiento debe ser efectuada por expropiación, exceptuando que la finca se sitúe en un polígono de actuación sujeto a la reparcelación que, según Incasòl, no se da el caso. Así pues, el Ayuntamiento debe expropiar la finca para que sea de titularidad municipal, tal y como contempla el Pla d’Ordenació Urbanística Municipal (POUM). 

La respuesta de Incasòl sorprendió a los vecinos de Torreforta, que ahora exigen al Ayuntamiento que expropie la finca para poder «urbanizarla de manera correcta», según Pallejà, quien añade que «bien que hace poco el consistorio expropió un solar para ampliar la Escola de Torreforta. Pues ahora que expropien la Plaça Primer de Maig». Y es que el presidente de la asociación vecinal asegura que no es justo que «llevemos tantos años luchando para que nuestros hijos y nietos puedan tener una plaza para jugar, como todos los barrios». 

Más de 12 años luchando

La aventura de los vecinos de la Plaça Primer de Maig empezó hace unos veinte años cuando un problema de aluminosis obligó a derrumbar los bloques de alrededor de la plaza y construirlos de nuevo. En la cuarta fase de este proyecto –pilotado por la Generalitat–, también se contemplaba la urbanización de la plaza en cuestión. Pero quedó en intento. Nunca se urbanizó y los vecinos llevan más de doce años reivindicando que se asfalte, que se pongan columpios, que haya una zona ajardinada y unas canastas y porterías. De hecho, la entidad vecinal se creó como plataforma para conseguir la adecuación de la plaza, hace ahora dos años. Pallejà reconoce que el Ayuntamiento ha llevado a cabo, a lo largo de todos estos años, algunas mejoras, como la instalación de puntos de luz, de ocho bancos y de tres papeleras. 

Temas

Comentarios

Lea También