Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tres enfermedades prevalentes

Whatsapp

Sífilis

Es una infección causada por una bacteria llamada Treponema pallidum. Si la persona no recibe tratamiento puede provocar problemas de salud graves al cabo de unos años, como alteraciones del sistema cardiovascular o del sistema nervioso. La sífilis favorece considerablemente la transmisión del virus de la inmunodeficiencia humana VIH por la presencia del chancro sifilítico (úlcera). La mujer infectada puede transmitir la sífilis a su hijo o hija durante el embarazo; en este caso, la enfermedad puede causar malformaciones congénitas e, incluso, la muerte del futuro bebé.

 

Gonorrea

La gonococia, conocida también como a gonorrea o purgaciones, es tá causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae, que puede crecer y multiplicarse con facilidad en las zonas húmedas del cuerpo humano como el aparato genital y urinario del hombre o de la mujer, la boca, la faringe y el ano. Si no se diagnostica y se trata a tiempo puede provocar problemas de salud graves y permanentes, ya que las bacterias pueden diseminarse por el aparato reproductor (y causar enfermedad inflamatoria pélvica en la mujer y epididimitis en el hombre) o, de forma excepcional, pasar a la sangre y ocasionar lesiones cutáneas y dolor e inflamación en las articulaciones. En las embarazadas aumenta las posibilidades de tener un parto prematuro. La madre puede infectar a su hijo o hija durante el parto, lo cual puede causar ceguera, infección de las articulaciones y septicemia (infección en la sangre).

 

Clamidia

Causada por la bacteria Chlamydia trachomatis, la infección es más común entre los jóvenes (de menos de 25 años). Afecta a los órganos genitales, al recto y, menos frecuentemente, a la garganta. Muy a menudo es asintomática y, si no es diagnosticada ni tratada a tiempo, puede progresar y causar problemas de salud graves a corto y a largo plazo. Las adolescentes y las mujeres jóvenes sexualmente activas tienen un riesgo mayor de infectarse por clamidia por razones anatómicas (no tienen bien desarrollado todavía el cuello de la matriz). Cuando una mujer embarazada sufre una infección por clamidia y no recibe tratamiento, su hijo o hija tiene el riesgo de nacer de forma prematura o bien de presentar conjuntivitis o neumonía.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También