Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un Saló de Plens de Tarragona con 13 caras nuevas

El nuevo pleno municipal estará integrado a partir del próximo 15 de junio por 15 hombres y 12 mujeres

Diari de Tarragona

Whatsapp
Un Saló de Plens de Tarragona con 13 caras nuevas

Un Saló de Plens de Tarragona con 13 caras nuevas Xavier de Gispert

Tarragona vota cambio. En una noche de infarto, las formaciones soberanistas lograron ayer una histórica victoria en la ciudad que provoca que, por primera vez desde la recuperación de la democracia, un alcalde que opta a la reelección pueda no seguir en el cargo en la Plaça de la Font. El socialista Josep Fèlix Ballesteros sumó ayer un amargo triunfo que le deja contra las cuerdas para no repetir en un cargo que ostenta desde hace doce años, después de que el PSC perdiera dos concejales, 1.183 votos y se quedara con siete ediles, en el que es el peor resultado de los socialistas del siglo XXI. 

El cambio de escenario en la capital vino a consecuencia de la explosión de ERC, que dobló su número de sufragios para dispararse hasta los siete concejales, lo que podría abrir las puertas de la alcaldía al republicano Pau Ricomà. El gran resultado en el centro y Llevant pueden hacer posible que, por primera vez en cuarenta años, Esquerra acceda a la vara de alcalde de la capital de provincia tarraconense. Para ello, será necesario un acuerdo de las tres formaciones independentistas –ERC, JxTGN y CUP– al que debería sumarse En Comú Podem, como mínimo, en la sesión de investidura que se celebrará el próximo 15 de junio. Un posible pacto entre estas cuatro fuerzas lograría los 14 escaños necesarios para sumar una mayoría alternativa a la formación más votada: el PSC, que ayer se impuso a Esquerra por un estrecho margen de 516 votos y un ínfimo 0,92%. 

Comentarios

Lea También