Más de Tarragona

Un destino de contrastes para toda la familia

Tarragona cuenta con una oferta turística de calidad, con historia, arte, monumentos, naturaleza, deporte, tradición o gastronomía

Diari de Tarragona

Whatsapp
La provincia de Tarragona cuenta con una amplia red de caminos para el senderismo. FOTO: DT

La provincia de Tarragona cuenta con una amplia red de caminos para el senderismo. FOTO: DT

Tarragona emerge en un espacio natural de gran belleza e interés lleno de contrastes: tan pronto nos adentramos en zonas rocosas con mucha vegetación como, a pocos kilómetros, nos bañamos en el agua fresca del mar. Pone a disposición de sus visitantes una oferta turística de calidad, con historia, arte, monumentos, naturaleza, deporte, tradición, gastronomía, alojamiento de calidad... Y con actividades pensadas para que los padres y las madres puedan experimentar con sus hijos nuevas sensaciones en un entorno natural. Las opciones para disfrutar del tiempo de ocio y descubrir los encantos tanto de la Costa Daurada como de las Terres de l’Ebre no acaban nunca: las familias podrán compartir momentos de playa, excursiones por la montaña, actividades de animación y deportes, entre otras sorpresas.

Costa Daurada

La Costa Daurada es un paisaje natural que cumple por completo las expectativas de quién quiere vivir nuevas experiencias. Su clima espléndido permite disfrutar desde primera hora de la mañana hasta entrada la madrugada. Así, es un espacio ideal para disfrutar de las vacaciones en familia, con una oferta e infraestructuras adaptadas a las necesidades de los más pequeños. Los municipios de Salou, Cambrils, Vila-seca, Calafell, El Vendrell y las Montañas de Prades son un claro ejemplo, ya que están certificadas por la Generalitat de Catalunya como Destino de Turismo Familiar.

Permite momentos de playa, excursiones por la montaña o actividades de animación 

La Costa Daurada ofrece  múltiples posibilidades: desde sus paisajes, pasando por el patrimonio y tradiciones culturales; una exquisita enogastronomía y el sinfín de actividades de ocio al aire libre que el visitante tiene a su alcance gracias a las cálidas temperaturas de la costa tarraconense. La náutica y los deportes acuáticos son otros de sus alicientes de este litoral, que cuenta con varias estaciones donde se pueden practicar todo tipo de especialidades vinculadas sobre todo a la vela o al surf. Ya en tierra, también es referente en otras disciplinas de turismo deportivo como el fútbol,  el golf (hay seis campos de 18 hoyos en la provincia) o el ciclismo, cuyas rutas hacia el Montsant atraen a numerosos clientes.

El interior de la Costa Daurada es también un marco excepcional para disfrutar con la naturaleza en familia. Es un paraíso para los amantes de los deportes al aire libre, rodeado de colores verdes de las hojas de avellanos y viñas, colores grises de olivos y ocres y marrones de las piedras de los monasterios e iglesias. En este entorno natural hemos podido practicar diferentes modalidades de turismo activo para descubrir la flora y la fauna propias del territorio: excursiones para conocer humedales, rutas con bicicletas, ya sea por montaña o en la playa, o senderismo.

Terres de l’Ebre

Las Terres de l’Ebre es uno de los pocos lugares en el mundo albergan dos parques naturales con dos ecosistemas tan diferentes en poco más de 30 kilómetros. Marcado por el paso del río Ebro, se trata de un territorio amplio, sin aglomeraciones, que se puede descubrir de mil formas, desde recorriendo sus senderos y vías verdes a pie o en bicicleta, hasta navegando por su costa o por el río en piragua o laúd tradicional. En mayo de 2013, las Terras de l’Ebre fueron declaradas Reserva de la Biosfera por la UNESCO, gracias a su riqueza paisajística, la representatividad de sus ecosistemas mediterráneos y su modelo de conservación de la biodiversidad. 

Es un destino ideal para padres e hijos. FOTO: Joan Capdevila

Su paraje es idóneo para hacer actividades deportivas de BTT, ciciloturismo, escalada, barranquismo o senderismo. Destaca la Via Verda, un camino a través del que toda la familia puede recorrer el territorio de norte a sur y permite conocer el paisaje y los diferentes pueblos a pie, en bicicleta o en caballo.

Por lo que respecta a su costa, a lo largo de 95 kilómetros se puede disfrutar de todas las variantes de playas, desde las inmensas extensiones de arena del Delta, donde se forman dunas y la mirada se pierde en el horizonte, hasta las pequeñas calas de L’Ametlla o El Perelló 

El patrimonio cultural y natural es amplísimo, e incluye activos  tan destacados como las pinturas rupestres del Arco Mediterráneo, también Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, y los olivos milenarios del territorio del Sénia, declarados por su parte Patrimonio Agrícola Mundial por la FAO y recientemente protegidas del espolio por una ley del Parlament de Catalunya. 

También se pueden realizar recorridos por las bahías del Delta con degustación de mejillones y ostras, deportes de aventura  y barranquismo, observación de aves, recorridos por  espacios de la Batalla del Ebro de la Guerra Civil, enoturismo por la Terra Alta, excursiones en la Reserva Natural de Sebes en Flix, la sierra de Cardó o el Montsià, visitas al castillo de medieval de Miravet o al rico patrimonio de Tortosa.

Temas

Comentarios

Lea También