Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un interno agrede a varios funcionarios en Mas d'Enric

El recluso es un hombre de gran corpulencia que dio patadas, empujones y escupio a los funcionarios que intentaron calmarle dentro del módulo. Y continuó sus ataques en el traslado hasta la celda de aislamiento

Jordi Cabré

Whatsapp
Imagen de archivo de presos en un módulo de Mas d'Enric.

Imagen de archivo de presos en un módulo de Mas d'Enric.

Según los funcionarios que han tenido oportunidad de escuchar a los compañeros presentes o han visualizado las imágenes explican que el incidente de este domingo en Mas d'Enric pudo terminar de forma trágica. Las magulladuras de los agredidos también lo acreditan.

Los hechos se remontan a última hora del domingo 1 de diciembre, a las 19 horas, cuando un interno del módulo 6 de complexión fuerte empezó a discutirse con una funcionaria cuando era el momento de bajar de las celas hasta el comedor.

El recluso se encaró con la funcionaria y según parece le golpeó de forma contundente. La trabajadora pidió ayuda y a la zona de celdas subió un compañero, el jefe de la unidad del servicio interior del módulo. Mientras socorría a su compañera se activaba el código 2 en Mas d'Enric, que significa pedir refuerzos cuando la situación está fuera de control. Incluso reclusos compañeros del agresor intentaron calmarle sin demasiado éxito.

Si la funcionaria recibió golpes varios y terminó en el suelo, su compañero terminó empujado y cayendo escaleras abajo, han explicado al Diari fuentes conocedoras del incidente.

Tras unos minutos de incertidumbre y nerviosismo, aparecieron en el módulo 6 los refuerzos solicitados, que lograron neutralizar al preso y sacarlo hasta el DERT, el módulo aislado pensado para presos conflictivos.

El traslado del módulo 6 hasta el DERT no fue fácil. La distancia y la agresividad del recluso obligó a los funcionarios a neutralizar sus salivazos y movimientos bruscos que con la fuerza que tiene el interno obligaba a un sobreesfuerzo.

Al final, el preso entró en el DERT y ubicado en una celda individual, poniendo fin a la incidencia.

Uno de los sindicatos representados en Mas d'Enric, Catac-IAC, ha lamentado el incidente y ha reiterado una de las quejas que llevan meses oyéndose en la cárcel de El Catllar: falta personal.

Ello ha motivado que muchas de las tareas se dejen en manos de los propios internos vigilados por cámaras. Esta opción ya lleva unas semanas en funcionamiento, pero no evita que si hay alguna situación de conflictividad con algún preso se requiera de personas en los módulos para poder neutralizar las amenazas.

Temas

Comentarios

Lea También