Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un marinero cae de madrugada desde el puente móvil del Port a la base del pilón

Tras permanecer unas horas en observación, ayer por la mañana abandonó por su propio pie el Hospital Santa Tecla
Whatsapp
Foto: PERE FERRÉ

Foto: PERE FERRÉ

Máxima movilización la madrugada de ayer en el Port de Tarragona tras recibirse el aviso de que una persona había caído desde el puente móvil hasta la base de una de los pilones –hay una distancia de más de cinco metros de altura– . El hombre se encontraba consciente pero era imposible su rescate desde tierra, por lo que se tuvo que hacer por mar. Antes de 45 minutos, la víctima ya se encontraba en tierra camino del Hospital de Santa Tecla. Ayer por la mañana fue dado de alta y por su propio pie volvió al barco, atracado en el puerto.

Al parecer, el hombre procedía de la ciudad tras haber consumido bebidas alcohólicas. Inicialmente quiso acceder a la zona portuaria por el recinto de la Marina Tàrraco, por lo que los vigilantes le llamaron la atención al querer saltar una valla. Finalmente, una vez dentro, se dirigió al puente móvil para cruzar al otro lado del puerto, donde estaba atracado su buque. Sobre las tres y media de la madrugada, cuando se encontraba en la parte superior y por causas desconocidas, se precipitó al vacío, yendo a parar a una de las dos bases de los pilones, el situado más cerca del Moll de Reus.

Ante la imposibilidad de evacuar por tierra al herido, se optó por hacerlo por mar. Para ello se movilizó la embarcación de Salvamento Marítimo Salvamar Diphda. Con la ayuda de los Bombers de la Generalitat y de otros tripulantes del barco, se consiguió inmovilizar en la camilla a la víctima, para finalmente llevarla a bordo de la embarcación –a las 4.25 horas–.

Cinco minutos después la lancha atracaba en el Moll de Pràctics y el herido era llevado hasta una ambulancia del SEM, que lo evacuó al Hospital de Santa Tecla. A pesar de la aparatosidad de la caída, a media mañana de ayer el marinero abandonaba el centro sanitario y se dirigió por su propio pie al barco para descansar.

La víctima era tripulante del barco con bandera turca Serra Atasoy, que está atracado desde las seis de la tarde del día de Reyes en el Moll de Castella Oest. Procedía de Cartagena con 2.100 toneladas de abono.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También