Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un paseo perruno en TGN para la conciencia cívica

Este domingo se ha celebrado la VI Passejada de Gossos de Tarragona, organizada por el Col·legi de Veterinaris de Tarragona

Laura Rovira

Whatsapp
Tramo final de la VI Passejada de Gossos hacía la Plaça Corsini. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Tramo final de la VI Passejada de Gossos hacía la Plaça Corsini. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Quince minutos antes de empezar el recorrido ya se escuchaban ladridos que hacían resonar la Plaça Corsini y que ayudaron a espantar las nubes de lluvia que no impidieron que decenas de perros participaran en la VI Passejada de Gossos de Tarragona, un actividad enmarcada dentro del Mes de la Salut de la ciudad y organizada por el Col·legi de Veterinaris de Tarragona. 

Mireia y su perra Jazz, de raza Bretón, fueron de las primeras en llegar y es que su participación fue pura casualidad: «No sabía que se hacía este acto, justo estaba paseando por aquí y he visto la carpa y el cartel y nos hemos animado». Dora, una labradora muy inquieta, también fue de las más puntuales. Su dueño, José María, quien apenas podía estarse quieto con los tirones de Dora, comentaba que esta actividad es una iniciativa perfecta para que tanto los perros como los dueños puedan socializar. 

El nivel de ruido y entusiasmo fue aumentado a medida que iban llegando los últimos participantes. Como si de una carrera se tratase, cada perro llevaba colgado su número de inscripción aunque para muchos de ellos era un juguete más que terminó a espaldas de sus dueños. Había perros de todo tipo, desde Pastores Alemanes, Galgos o Labradores hasta razas más pequeñas pero no menos nerviosas como Yorksais, Schnauzers o Chihuahas. 

Desde la organización, uno de los objetivos principales era incentivar y concienciar a los propietarios de perros sobre la importancia del civismo cuando se pasea por la ciudad. La presidenta del Col·legi de Veterinaris de Tarragona, Cori Escoda, destacaba la importancia de campañas como esta: «Este tipo de actos van relacionados a una concienciación de responsabilidad. Una mascota no es un juguete». Según el registro del archivo del Col·legi de Veterinaris, cada vez hay más perros en Tarragona, se trata de una evolución en aumento en los últimos años. «Si la ciudad tiene más mascotas también debería renovarse y tener más espacios destinados para ellas», afirmaba Escoda. 

Dos galgos participantes de la Passejada FOTO: Fabián Acidres

Una foto de grupo movida por los nervios y algún que otro ladrido daba el pistoletazo de salida a esta sexta edición de la Passejada de Gossos.                 

Una invitada muy especial                                          
Sin duda, el animal más destacado de la instantánea y el centro de todas las miradas fue Lola, una guacamaya de suaves plumas y colores tropicales. Del brazo de Michelle, su cuidadora, hizo todo el recorrido sin alterarse ni un momento, ni siquiera cuando el resto de participantes caninos se acercaban por curiosidad. Lola forma parte del Zoológico Tárraco y Michelle es, desde hace años, su única familia. «Queríamos formar parte de esta iniciativa. Lola está acostumbrada a pasear e incluso le gustan las fotos», comentaba Michelle. Aunque los auténticos protagonistas fueron los perros, los más de 70 inscritos demostraron que recorrer la Rambla sin ningún ruido ni problema es posible. 

El trayecto duró aproximadamente una hora y acabó de nuevo en la Plaça Corsini con un pequeño vermut, tanto para los dueños como para las mascotas. Cori Escoda, daba por concluida con éxito esta edición: «El balance es muy positivo, todo ha transcurrido con muy buen ritmo y sin ningún problema. Hemos ido más rápido de lo que teníamos previsto, es por eso que el año que viene queremos extender el recorrido pero siguiendo por el centro de la ciudad».

Temas

Comentarios