Muere una mujer tras el choque de dos vehículos en la calle Apodaca de Tarragona

El conductor que invadió el carril contrario tenía el permiso de conducir caducado

Carla Pomerol

Whatsapp
El accidente ha tenido lugar en el cruce entre la calle Apodaca y Orosi

El accidente ha tenido lugar en el cruce entre la calle Apodaca y Orosi

Dos vehículos han chocado frontalmente este mediodía, alrededor de las dos de la tarde, en el cruce entre la calle Apodaca y Orosi, en pleno centro de Tarragona. Uno de los turismos, un Ford Kuga, habría invadido el carril contrario por causas todavía por determinar, topando con un Honda Civic. Como resultado del accidente, el Ford Kuga ha acabado empotrado en un local vacío de la calle Apodaca, mientras que la conductora del Civic ha sido trasladada en el Hospital Santa Tecla, falleciendo posteriormente. El choque ha provocado daños de consideración al segundo vehículo implicado y daños en algunos contenedores de la zona y en un coche estacionado. 

 El accidente ha causado mucha expectación entre los peatones y vecinos de la zona, y ambos coches han quedado totalmente destrozados. Según el testimonio del conductor, quien tenía el permiso de conducir caducado, ha intentado esquivar un coche que circulaba delante para no chocar y ha sido entonces cuando ha invadido el carril contrario, perdiendo así el control del vehículo. 

En un primer momento, algunos testigos presenciales aseguraban que el Ford Kuga habría intentado esquivar un patinete eléctrico y que esta sería la causa del choque. Según la Guàrdia Urbana, el conductor del patinete en cuestión sería un repartidor y no se habría visto implicado en el accidente, pese a la versión de algunos vecinos. 

Hasta el lugar de los hechos se han desplazado dos ambulancias del SEM para atender a las personas implicadas en el accidente y dos dotaciones de la Guàrdia Urbana. La mujer, de unos 70 años de edad que conducía el segundo turismo (el Honda Civic), ha muerto horas después de ser ingresada en el Hospital de Santa Tecla, mientras que el conductor que habría invadido el carril contrario solo ha sufrido heridas leves. Este se ha negado a realizar la prueba de alcoholemia in situ y, por eso, ha sido trasladado hasta el Hospital Joan XXIII de Tarragona, donde el análisis de sangre ha dado negativo. 

La Guàrdia Urbana sigue elaborando un informe para poder esclarecer los hechos. 

Temas

Comentarios

Lea También