Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Vive, ama, ríe... lee

Un peruano perdido en París

César Vallejo. La editorial Nórdica libros presenta esta bella antología ilustrada por Sara Morante con los mejores textos de uno de los nombres más importantes de la poesía latinoamericana

Ana Rivera

Whatsapp
Una de las bellas ilustraciones de la artista Sara Morente para la obra. Foto: Sara Morente

Una de las bellas ilustraciones de la artista Sara Morente para la obra. Foto: Sara Morente

"Me moriré en París con un aguacero, un día del cual tengo ya el recuerdo. Me moriré en París - y no me corro - tal vez un jueves, como es hoy, de otoño. (...) César Vallejo ha muerto, le pegaban todos sin que él les haga nada, les daban un duro con un palo y duro también con una soga; son testigos los días jueves y los huesos húmeros, la soledad, la lluvia, los caminos...". 

Así rezaba el poema ‘Piedra negra sobre una piedra blanca’ que acoge esta antología con la que la editorial Nórdica libros ha querido rendir homenaje a este grande  de las letras peruanas. 

César Vallejo Mendoza nació en el país latinoamericano el 16 de marzo de 1982, «Yo nací un día / que Dios estaba enfermo», según escribió él. De origen mestizo y provinciano, era el menor de doce hermanos y su destino estaba ligado al sacerdocio. Aunque acabó abandonando la idea de convertirse en cura para dedicarse a la educación, son constantes en sus escritos los vocablos litúrgicos y religiosos.  

Vallejo llegó a París el 13 de julio de 1923. Aunque no dejó de viajar, sus inquietudes culturales, políticas y sociales derivadas de su estancia en la ciudad de la luz se ven plasmadas en los escritos que se recogen en este libro. ‘A lo mejor, soy otro’, ‘Epístola a los transeúntes’, ‘Voy a hablar de la esperanza’,... textos vivos y vibrantes que van apagándose hasta finales de 1937 donde, tras un congreso para la defensa de la cultura celebrado en Valencia, su estado anímico se vio afectado ante la desilusión de descubrir que sus compañeros eran mucho menos luchadores de lo que rezaban en sus escritos. En abril de 1938 Vallejo murió abandonado por todos sus camaradas. 

Como relata Víctor Fernández para esta edición, «la historia de César Vallejo es la de un escritor que trató de sobrevivir pese a las adversidades, jugando una partida con la vida que pagó cara, muy cara».

Las personalísimas ilustraciones de la artista Sara Morante, que últimamente parece haberse especializado en darle color a la poesía, dota aún más de belleza a esta obra. 

Me moriré en París

  • Autor: César Vallejo
  • Editorial: Nórdica libros
  • Páginas: 95

Temas

Comentarios

Lea También