Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un político de raza amante de la música y del ajedrez

Entrevista a Alejandro Fernández, candidato del PP en el ayuntamiento de Tarragona
Whatsapp
Alejandro Fernández, en su piso de Sant Pere i Sant Pau con un juego de ajedrez, que le regalaron con siete años, y una armónica.  Foto: Lluís Milián

Alejandro Fernández, en su piso de Sant Pere i Sant Pau con un juego de ajedrez, que le regalaron con siete años, y una armónica. Foto: Lluís Milián

Alejandro Fernándo Álvarez (Tarragona, 1976) estudió en el colegio público de Sant Pere i Sant Pau y en el Institut Pons d’Icart antes de licenciarse en Ciències Polítiques y especializarse en Comunicació Política en la Universitat Autònoma de Barcelona.

El primer trabajo de este apasionado del ajedrez, del deporte y del rock americano fue trabajar durante tres veranos con su padre Ángel en las obras de la autovía del Baix Llobregat y otro en la esplana del Port de Tarragona, donde contaba los viajes de material de los camiones. Después se dedicó a analizar encuestas y empezó, justo a la mayoría de edad, en el mundo de la política.

«Ya de muy joven comentaba las noticias de los telediarios y, de hecho, con diez años ya quería ser político» indica Fernández, quien recuerda especialmente «debates entre Fraga y Felipe González». Las tertulias, además, eran intensas en casa de Alejandro en Sant Pere i Sant Pau por el hecho de tener «un padre muy de derechas y de Manuel Fraga y una madre comunista y de Julio Anguita». «Es evidente con quien estaba más de acuerdo...» bromea Alejandro sobre sus padres asturianos.

Dada su tempranera afición, se afilió a Nuevas Generaciones en 1994 y entró como asesor del PP en el Ayuntamiento de Tarragona en 1999. Es concejal desde 2003 y, hasta 2007, fue el responsable de Promoció Econòmica. Hace ocho años, y en medio de la peor crisis que ha vivido el partido en Tarragona, tomó el relevó de Francesc Ricomà como candidato y portavoz del PP en la Plaça de la Font.

Desde 2008 es el presidente provincial del PP y, desde 2011, diputado en el Congreso. Ese año logró el mejor resultado de la historia del PP en Tarragona, por lo que nadie duda de que Alejandro es una las mayores promesas que tiene el PP en Catalunya. No lo duden. Para él, Sky’s the limit.

 

- Preventorio de la Savinosa

- Tarragona necesita plazas hoteleras de primer nivel para dejar de perder congresos y ferias. La Savinosa es el espacio ideal para montar un Parador Nacional o un Hotel de cinco estrellas. Es una oferta que Tarragona no tiene y que nos hace perder competitividad con ciudades rivales. A cambio, la empresa concesionaria debería dignificar un paseo público que conecte Arrabasada y Savinosa.

 

- Antiguo edificio del Banco de España

- Tarragona necesita como agua de mayo ofrecer a sus vecinos una Biblioteca-Hemeroteca céntrica, en un edificio singular, un espacio público, abierto a los tarraconenses. Lo del Museo de la Química que defiende Ballesteros no lo entendemos, francamente.

 

- Jaume I

- La Part Alta necesita plazas de parking para residentes y evitar tráfico excesivo. Hacer un parking nuevo en el Passeig de Sant Antoni sería volver a meterse en un lío importante y un grave error. Hay que aprovechar que en el Jaume I ya hay el agujero hecho y dar plazas a los residentes con un aparcamiento convencional.

 

- Tabacalera

- Debe ser el gran espacio cultural de Tarragona, el Museu Arqueològic más importante de España y no seguir montando una especie de subasta para ir poniendo allí cosas contradictorias.

 

- Façana Marítima

- Trasladaremos la estación a la calle del Mar y provocar una operación de nueva centralidad que dignifique la Part Baixa y que nos permita en la Marina Tarraco ser destinación y punto de salida de ferry’s y pequeños cruceros. Nuestra propuesta es autofinanciable y así no tendremos que esperar a que la Generalitat o el Gobierno Central nos arreglen el problema.

 

- Mercat Central y política comercial

- Dignificaremos inmediatamente el entorno del Mercado y aprobaremos un Plan de Usos comercial para evitar que, en cinco años, toda la ciudad esté llena de locutorios o bazares. No es ese el modelo de comercio que queremos para Tarragona.

 

- Urbanismo

- Antes de construir más casas hay que rehabilitar las más de 200 fachadas degradadas y más de 100 edificios abandonados que hay en Tarragoa y que en algunos casos se están cayendo. No construiremos nada hasta dignificar toda la ciudad. Todos los barrios deben estar conectados para el paseo, el coche o la bicicleta. Acabaremos con el aislamiento de San Salvador.

 

- Tarragona 2017

- No hubiera sido mi gran proyecto si hubiera sido elegido alcalde, pero una vez nos los han dado, nos jugamos el prestigio de la ciudad y vamos a apoyarlos sin fisuras. Si se organizan bien, podemos lograr una ciudad mejor organizada.

 

- Movilidad

- Tenemos una propuesta de aparcamientos para unificar precios y lograr un ciudad más paseable y que ayude al comercio y la gastronomía y no la perjudique como pasa ahora. Nuestra propuesta es rigurosa y la presentamos con números claros en nuestro Foro Abierto Tarragonisme.

 

- Turismo y fiestas

- La Agencia Marca Tarragona con cooperación público-privada es la clave para dar un impulso en turismo. Es la fórmula que ha triunfado en las ciudades con mejor oferta turística cultural y equiparable a la nuestra en toda España. Y debemos estar con los mejores.

Temas

  • Municipals 2015

Comentarios

Lea También