Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Un soporte para la seguridad vial

La página web CycloCat.cat ha ampliado su red de vías ciclables de Catalunya hasta llegar a Tarragona. Esta iniciativa pretende dar a conocer una alternativa de movilidad segura

Beatriz Sánchez

Whatsapp
CycloCat cree en un modelo de carretera donde la bici esté incluida y el coche no sea el único protagonista. Foto: DT

CycloCat cree en un modelo de carretera donde la bici esté incluida y el coche no sea el único protagonista. Foto: DT

Los ciclistas están expuestos a  un peligro bastante elevado cuando circulan por las carreteras que conectan unos municipios con otros. Ante esta situación que parece no mejorar hasta el momento, Joan Calvera, junto con su pareja, se lanzaron con un proyecto innovador: CycloCat, una página web donde documentar los caminos y carreteras que son seguros para desplazarse por toda Catalunya en bicicleta. 

El lema de CycloCat es «máxima seguridad, mínimo desnivel». Joan dice que el principal problema que encuentran los ciclistas a la hora de circular por las carreteras es que las vías se han asfaltado y se han mejorado pero pensando exclusivamente en el coche y excluyendo a todo aquel que va a pie, a caballo o en bicicleta. «El coche debería de incluirse en una red donde, en este caso, la bicicleta ya estaba desde mucho antes que el motor», añade Joan Calvera.
Hace pocos días, la página tuvo una nueva actualización.Se amplió un nuevo tramo que llega hasta la provincia de Tarragona. Así, la página ha aumentado a un total de 101 tramos documentados para poder circular por las carreteras catalanas en bicicleta. 

Cuando hace dos años este emprendedor y su mujer vivían en el extranjero se dieron cuenta que para desplazarse por las carreteras de una manera más segura no era necesario hacer una enorme inversión para crear un carril bici e instalar señales. Para ellos la solución estaba en documentar en profundidad aquellos tramos por donde es seguro circular en bicicleta y poner esa información al alcance de toda la población.

‘No es necesaria una gran inversión económica para sentirse seguro encima de la bici’

Hasta ahora este largo camino compuesto por este centenar de tramos que unen Girona con Tarragona pretende ampliarse hasta llegar en los próximos meses a Reus. «De cara al año que viene, si conseguimos recaudar todos los fondos necesarios, también queremos llegar hasta les Terres de l’Ebre. Así tendremos documentado todo el litoral de Catalunya», añade Calvera.
La pareja se propuso crear una página donde proporcionar a todos los usuarios la información necesaria para recorrer todo el territorio catalán. «Nuestra intención no es hacer rutas turísticas con una salida y una meta. Nuestro objetivo es facilitar a los ciclistas aquello que necesitan saber para sentirse seguros a la hora de desplazarse entre un pueblo y otro o entre una ciudad y otra», explica Joan.

CycloCat, además de contar con un canal de YouTube con explicaciones de todo tipo, también encontramos en su página web fotos e indicaciones de cada tramo documentado hasta el momento. Además, los usuarios se pueden descargar los ‘tracks GPS’, unos archivos digitales que tienen una lista de puntos de ruta (way points) en coordenadas globales. 

«Esta serie de puntos nos definen la ruta que vamos a seguir. Cuando este fichero es leído por un aparato GPS que puede obtener su posición recibiendo señales de satélites, entonces el aparato puede saber si está cerca o lejos de uno de estos puntos de ruta de la lista. También nos será útil si nos desviamos y nos adentramos a una ruta equivocada, ya que nos avisará de ello», añade el creador de este innovador proyecto.

Los organizadores compaginan sus trabajos con este proyecto, que se sostiene gracias al entusiasmo y dedicación de Joan y su pareja.

Para documentar 100 kilómetros tienen que circular por  200,  «además del tiempo que dedicamos a mirar mapas y desplazarnos hasta los sitios» apunta Joan. Y así, poco a poco van añadiendo a la web nuevos tramos. 

«Es un proyecto propio, en el que no recibimos ayudas de ninguna entidad». Aún así, la página web cuenta con la ayuda de los usuarios que quieren colaborar en ella aportando la cantidad de dinero que consideren, lo que popularmente conocemos como crowfounding.

Temas

Comentarios

Lea También