Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una charla de Pablo Hásel provoca la dimisión de la sección de Drets Humans del Col·legi d'Advocats de TGN

El decano de la institución, Manel Albiac, defiende que el ICAT es un órgano "apolítico y muy plural"

Carla Pomerol

Whatsapp
Seu del Col·legi d'Advocats de Tarragona. FOTO: DT

Seu del Col·legi d'Advocats de Tarragona. FOTO: DT

La sección de Drets Humans del Col·legi d’Advocats de Tarragona (ICAT) ha dimitido en bloque. El primero en hacerlo fue el presidente de la sección, el penalista David Rocamora. Después decidieron dimitir el resto de miembros de la comisión, un total de 12 personas, «por solidaridad». 

El motivo, según ha explicado el abogado y expresidente de la sección, David Rocamora, es que «no es coherente que no se pueda discutir en el Col·legi d’Advocats sobre cuales son los límites de la libertad de expresión», y ha añadido que «si no puedo hablar de esto, no pasa nada. Respeto la decisión de la junta de gobierno del colegio, pero yo me voy». 

El rapero ilerdense Pablo Hasél canta canciones con un marcado carácter político. FOTO: youtube
El rapero ilerdense Pablo Hasél. FOTO: youtube

Según ha podido saber el Diari, el detonante de la dimisión en bloque tuvo que ver con la intención, por parte de la sección presidida por Rocamora, de organizar una charla con Pablo Hásel, un rapero catalán condenado a dos años de cárcel por la Audiencia Nacional, por los delitos de enaltecimiento del terrorismo e injurias y calumnias contra la corona.

«La junta no nos permitió que Pablo Hásel y su abogado vinieran a Tarragona a hablar sobre su situación. No tiene sentido continuar, si no podemos llevar a cabo actos sin condicionantes. Los aceptamos y nos retiramos», explica Rocamora. 

La otra parte

Distinta es la versión del decano del Col·legi d’Advocats de Tarragona, Manel Albiac, quien ha reconocido a este periódico que «a mi me hubiera gustado que viniera Pablo Hásel y su abogado. Pero propusimos a la sección que también fuera invitado un representante del Ministerio Fiscal, para conocer su opinión» Albiac asegura «echar de menos pluralidad política en la sección». 

La comisión de Derechos Humanos del ICAT no consta desde hace unos día en la página web de la institución, aunque según el colegio, se está trabajando para suplir las dimisiones. El abogado penalista David Rocamora era presidente de la sección desde el año 2013. Además, presidía la Fundació del Col·legi d’Advocats de Tarragona, pero también ha renunciado a este cargo.

«Queremos que quede claro que nosotros no hemos hecho actuaciones vinculadas con el Procés. La comisión está totalmente despolitizada», asegura Rocamora, quien añade que »no es lógico que se intervenga en una decisiones que lo único que pretenden es poner encima de la mesa el debate sobre los límites de la libertad de expresión». 

Por su parte, el decano del ICAT, no piensa igual. «El colegio nunca ha vetado ninguna conferencia. Es una entidad plural, donde caben todas las ideas política. Lo que está claro es que nadie utilizará la institución como plataforma de sus ideas políticas. Es un órgano totalmente apolítico», asegura Albiac, quien añade que «me he sentido ofendido porque unos compañeros querían radicalizar la sección y, nosotros, hemos hecho contención».

El decano quiere dejar claro que «no nos dejaremos manipular por ninguna idea política. Se trata de un colegio muy plural. Trabajamos para 1.400 colegiados, no para 13». Finalmente, Albiac asegura que aún no ha recibido «formalmente» todas las dimisiones, pero confiesa que se trata de «una situación muy triste».

Preocupados por el congreso

El abogado David Rocamora se ha mostrado preocupado por el futuro del congreso sobre memoria histórica, impunidad del franquismo y dignidad de las víctimas, que está previsto que se celebre en marzo de 2019. «Nuestro objetivo era garantizar que se llevara a cabo este congresos. Ahora esto está en manos de la actual junta, y lo único que espero es que se ejecute el congreso, siendo fiel a su espíritu», explica Rocamora.

Esta convención estará organizada por el Col·legi d’Advocats de Catalunya y se celebrará en Tarragona. En principio, la sección de Drets Humans que ha dimitido tenía un peso muy importante en este evento. 

Entre la memoria de actividades de la sección durante el año 2017, destaca una charla de combatientes voluntarios contra el Estado Islámico o el convenio con el Ayuntamiento de Tarragona para atender a la diversidad sexual y de género. Además, Rocamora y su equipo organizaron el encuentro con un inmigrante que cruzó el Estrecho en patera y una exposición sobre refugiados en colaboración con la Cruz Roja. 

Temas

Comentarios

Lea También