Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Una piscifactoría en una terraza de Torreforta

La Urbana detecta una balsa con peces para abastecer a un restaurante. Insta a desmontarla por peligro de derrumbre

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
Balsa que el dueño del edificio había instalado en la terraza. FOTO: DT

Balsa que el dueño del edificio había instalado en la terraza. FOTO: DT

Una gran piscina con peces vivos, al parecer para servir en un restaurante. Es lo que encontraron los agentes de la Guàrdia Urbana de Tarragona cuando realizaron una inspección en un domicilio de Torreforta para comprobar las quejas vecinales originadas por el ruido que producían unas obras.

Los policías instaron a los responsables a desmontar la instalación, principalmente porque la estructura del inmueble no está preparada para aguantar tanto peso. Se calcula que en la balsa había unos 3.400 litros de agua.

La inspección por parte de agentes adscritos a la Unitat de Medi Ambient de la Guàrdia Urbana al inmueble se llevó a cabo el martes de la semana pasada. El propio dueño les enseñó la balsa que había en la terraza, de aproximadamente dos metros y medio de lado y con peces en su interior. El dueño del inmueble al parecer regenta un restaurante de comida japonesa.

Segunda inspección

Tres días después, los agentes volvieron al bloque, en este caso con la inspectora municipal de Salut Pública. Comprobaron que los peces ya no estaban, aunque sí la balsa con el agua.

La inspectora municipal habló con el anterior dueño del inmueble. Éste aseguró que la estructura del edificio no está preparada para soportar tal peso porque cuando se construyó el inmueble se hizo sin vigas, por lo que hay peligro de derrumbe.

Ante esta revelación, la comisión municipal instó a los dueños actuales de la casa a que vaciasen lo más rápidamente posible la balsa por el peligro que comporta.

Con proyecto

Por la tarde, otra patrulla policial pasó por la casa y la balsa seguía llena. Se le volvió a conminar a vaciarla y se le dijo que si quiere construir algo parecido, que lo haga con un proyecto diseñado por un técnico.

Fuentes municipales señalaron ayer al Diari que el caso lo lleva Disciplina Urbanística, que ha abierto un expediente. El arquitecto de inspección de obras tiene pendiente redactar un informe y, en breve, se notificará al interesado.

Temas

Comentarios

Lea También