Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Unitat d’Assessorament i Suport Psicològic a l’Estudiant: Orientar contra el estrés

La comisión atiende gratuitamente a los estudiantes de la universidad para superar sus problemas estén o no relacionados con la vida académica

Amalia Alonso

Whatsapp
El psicólogo y la coordinadora de la unidad. Foto: Cedida

El psicólogo y la coordinadora de la unidad. Foto: Cedida

Como todas las etapas, la universidad plantea un proceso de adaptación y diversos retos. Durante la época universitaria, las rutinas y los patrones de vida de los estudiantes suelen verse afectados por la carga de trabajo, las relaciones sociales o los cambios de aspiraciones. Estas alteraciones pueden repercutir en hábitos como la alimentación o el descanso. Según Eloy Gey, psicólogo clínico de la Unitat d’Assessorament i Suport Psicològic a l’Estudiant de la Universitat Rovira i Virgili, es un momento donde «muchos estudiantes se encuentran desorientados, buscan su propia autonomía e independencia personal y elaboran sus proyectos vitales». Por ese motivo, la URV ha visto la necesidad de ofrecerles un espacio de orientación y apoyo donde puedan aprender a afrontar esas situaciones utilizando sus propios recursos personales. 

En marzo de 2014, resultado de un acuerdo de colaboración entre la URV y el Hospital Universitario Institut Pere Mata, surgió la unidad. El equipo está formado por un psicólogo, que realiza la atención directa al estudiante, y una psiquiatra, la Dra. Yolanda Alonso, que coordina la actividad de la comisión. Su objetivo principal es detectar y hacer una primera criba de las dificultades psicológicas que presentan sus usuarios, es decir, distinguir entre ‘problemas de salud’ y ‘problemas de la vida universitaria’. De esta manera, la comisión decide qué tipo de intervención es más adecuada en cada caso.

El servicio de atención de la comisión está enfocado a los alumnos de los diferentes estudios de grado y posgrado, ya que el personal laboral de la universidad cuenta con otras vías establecidas. Sin embargo, aunque las visitas de evaluación e intervención individual son para los estudiantes, el equipo también apoya a toda la comunidad. Por ejemplo, atendiendo las consultas y asesorando a los profesores sobre cómo superar situaciones problemáticas con los alumnos. «En cualquier caso, el beneficiario es el estudiante», afirma el psicólogo. 

Cómo funciona

El alumnado tiene a su disposición tres consultas gratuitas que permiten diferenciar problemas clínicos de los no clínicos y realizar una intervención ajustada al motivo de consulta. «En mi experiencia, intervenciones breves en dificultades de adaptación que no revisten gravedad o características clínicas importantes pueden ser notablemente eficaces», explica Gey. Desde el departamento aseguran que es muy complicado generalizar y definir un perfil concreto, pero que la mayoría de peticiones no están relacionadas con el mundo académico. «Habitualmente son dificultades que conllevan un malestar para  la persona, que suelen ser dificultades de afrontamiento cotidianas o el resultado de eventos vitales estresantes que pueden ocurrir a cualquier persona», dice Gey. 

El hecho de que los motivos de consulta no tengan esa entidad clínica, provoca que las intervenciones se conviertan más en una orientación psicológica donde promocionar hábitos saludables y entrenar habilidades de afrontamiento. «Recomendamos mantener la atención adecuada sobre el equilibrio entre actividad y descanso, e intentamos acompañar al alumno para que aprenda a afrontar las situaciones de estrés cotidiano recurriendo a sus propios hábitos de salud: la realización de actividad física, la planificación de actividades sociales o de ocio…», comenta el psicólogo. «Cada situación es diferente y procuramos individualizar la intervención de asesoramiento», añade.

Temas

Comentarios

Lea También