Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Unos jóvenes avistan una manada de 12 delfines cerca de Tarragona

Los avistadores habían salido a practicar 'wakeboard' e inicialmente observaron lo que parecía una aleta de tiburón. Al acercarse vieron que era un grupo de estos cetáceos

Àngel Juanpere

Whatsapp
Uno de los cetáceos saltando el pasado sábado por la tarde frente al puerto de Tarragona. Foto: Álvaro García/Álex Martínez/Diego García

Uno de los cetáceos saltando el pasado sábado por la tarde frente al puerto de Tarragona. Foto: Álvaro García/Álex Martínez/Diego García

Tres jóvenes que salieron el pasado sábado a practicar wakeboard –esquí acuático sobre tabla, un deporte acuático en el cual se desliza sobre el agua encima de una tabla siendo arrastrado con una cuerda– frente a la costa de Tarragona tuvieron unos compañeros de travesía muy especiales: una docena de delfines, que no paraban se saltar. Y todo ello a tan solo una milla del puerto de Tarragona, recalca al Diari Álvaro García Requena, uno de los componentes de la expedición, junto con Álex Martínez Pont y Diego García Requena.

Álvaro comenta que sobre las doce y media de la tarde salieron con una zodiac de siete metros y medio de eslora. Al cabo de una hora de estar en el mar, los dos jóvenes que se encontraban en la embarcación, «divisamos una aleta y parecía que era de tiburón, por lo que paramos la zodiac». Álvaro fue a recoger a Diego, que estaba en el agua. En aquella zona la profundidad es de 22 metros.

La curiosidad de estos tres jóvenes, de edades comprendidas entre los 16 y los 17 años, fue ir a ver la aleta del supuesto tiburón. «Cuando nos acercamos vimos que eran un delfín. Y pocos segundos después vimos a otros, que nos empezaron a seguir», relata Álvaro. Durante unos seis minutos la manada fue nadando paralelamente a la zodiac, mientras que durante unos veinte estuvieron muy cerca, hasta perderles después de vista.

Posiblemente los ejemplares avistados pertenecen a la especia mular, la más común en la costa mediterránea. El delfín mular o de nariz de botella (Tursiops truncatus) es una especie de cetáceo odontoceto de la familia Delphinidae. De las más de 30 especies de delfines que existen, es la más común y más conocida de la familia. Ello se debe a que con frecuencia se tiene en cautiverio, pues su naturaleza sociable y su inteligencia lo convierten en la estrella de muchos espectáculos. En estado salvaje, estos delfines viven en grupos de hasta 10 ó 12 individuos.

Localizar el alimento

Como otros delfines, se sirven de un sistema de ecolocalización para localizar su alimento y, a menudo, cooperan entre ellos para acorralar a sus presas. Frecuentemente surcan la estela dejada por los barcos y, a veces, se acercan a los nadadores y los dejan jugar con ellos. Habitan en los mares cálidos y templados de todo el mundo y pueden encontrarse en todos los océanos a excepción del Ártico y el Antártico.

En las costas de Tarragona, en muchas ocasiones se han encontrado ejemplares de dicha especie muertos en la playa, sin que se sepa el motivo. Y el viernes 8 de marzo de 2012 un delfín se coló en el puerto de Tarragona, donde permaneció dos días, hasta que finalmente volvió a alta mar por si solo.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También