Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Novedad

VÍDEO: La pancarta a favor de los presos políticos deriva en una 'guerra'de cánticos e insultos

Como era de esperar el alcalde de Tarragona Pau Ricomà (ERC) hace uso del voto de calidad para desempatar la moción que propuso la CUP. La pancarta se colgará en el balcón del Ayuntamiento en breve

Carla Pomerol

Whatsapp

Tarragona colgará en breve una pancarta en el balcón presidencial. Será una pancarta política, a favor de la libertad de los presos políticos, una vez se ha aprobado la moción propuesta hace días por la CUP. 

La pancarta era un secreto a voces, pero faltaba aprobarla en el salón de plenos. Hasta ayer al mediodía no estaba seguro la mayoría de partidarios de colgarla, puesto que En Comú en Podem se desmarcaba (abstención) de ERC, Junts per Tarragona y la CUP. Los votos de PSC, PP y Ciutadans impedían que la proclama se quedará permanentemente en el balcón municipal.

FOTO: Carla Pomerol

Pero la ausencia del concejal socialista Berni Álvarez, entrenador y seleccionador español de baloncesto que está en Tel Aviv (Israel) con el combinado nacional, allanaba el camino de la moción.

12 partidarios y 12 detractores y las 2 abstenciones de En Comú Podem. Sólo el voto de calidad del alcalde Ricomà para desempatar. El republicano no podía votar en contra, por lo que la moción de la  pancarta tiraba adelante.

Ricomà explicaba que su voto respondía a que era el alcalde de todos los tarraconenses y no podía dejar con menos derechos a  unos que a otros. También reclamaba convivencia, diálogo.

Tras la votación, ha empezado el griterío, las proclamas a favor de la pancarta y las voces detractoras. Los que gritaban "us volem a casa" y "llibertat presos polítics" contra los que afirmaban que "en España no hay presos políticos".

Los primeros, partidarios de partidos independentistas y ataviados con esteladas y prendas amarillas, el símbolo del encarcelamiento de los líderes políticos independentistas.

Y por el otro lado, dos mujeres, de Vox y PP, que intentaban alzar la voz sin demasiado éxito ante la inferioridad entre el público.

A todo ello, el himno de España ha sonado unos minutos y el alcalde Ricomà intentando poner orden sin éxito en un salón de plenos asfixiante cada vez que las temperaturas meteorológicas e ideológicas suben exponencialmente.

El griterío a favor y en contra de la pancarta ha derivado en una subida de todo, en desconsideraciones en masa e incluso insultos entre las dos partes que ha empezado en el salón de plenos, ha continuado en la rotonda (espacio que conecta el salón con las escaleras principales que llevan a la calle) y ha terminado en la misma plaza de la Font.

El alcalde Ricomà ha dicho que la pancarta presidirá el balcón y se ajustará en las fiestas de la ciudad, para que encaje con los 'domassos' protocolarios de Sant Magí o Santa Tecla.

El PP pide la dimisión de Berni Álvarez

La ausencia del concejal Berni Álvarez, del PSC, ha motivado las críticas del PP y Ciudadanos. El portavoz de los populares ha pedido su dimisión al no estar en Tarragona en este pleno. Y Rubén Viñuales (Cs) le ha recordado que el honor más grande es estar en Tarragona y representar a sus ciudadanos, recordando que la prioridad era hoy en el salón de plenos y no en Tel Aviv con el combinado español.

Temas

Comentarios

Lea También