Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Vídeo: Érase una vez... artistas en Cal·lípolis

Tarragona. El Institut celebra la XII Mostra d’Imatge Personal centrada este año en los cuentos y fábulas con la técnica del Bodypaint

Diari de Tarragona

Whatsapp
La malvada reina de ‘Blancanieves y los siete enanitos’ emerge de entre el público y va en dirección al escenario, al encuentro de su querido ‘Espejito’. FOTOS: Alba Mariné

La malvada reina de ‘Blancanieves y los siete enanitos’ emerge de entre el público y va en dirección al escenario, al encuentro de su querido ‘Espejito’. FOTOS: Alba Mariné

El We Will Rock You de Queen abrió el telón del Teatre del Complex Educatiu el pasado jueves, para dar paso a un escaparate artístico del más alto nivel. Era la XII Mostra d’Imatge Personal del Institut Cal·lípolis de Tarragona, que este año se adentró en el mundo mágico de las fábulas y los cuentos, de esos relatos que a todos nos han acompañado desde la infancia.

La Reina Grimhilde, la malvada madrastra de Blancanieves y los siete enanitos, fue la primera en emerger de entre el público, envuelta en la oscuridad del auditorio para sorprender a los presentes con su espectáculo frente al Espejito, espejito, que en esta ocasión no dudó sobre quién era la más bella. La caracterización era el fruto de cuatro horas de trabajo sobre piel y del anhelo de sus creadores por presentar la «parte oscura» de la conocida historia. 

Una peculiar Caperucita Roja en el momento de surgir de entre el público, en el Teatre del Complex Educatiu. Foto: Alba Mariné

Blancanieves y su manzana dio paso al ‘Busca lo más vital’, de un animado Libro de la Selva recibido por un auditorio muy motivado. Y es que aunque el Bodypaint es uno de los ejes de la muestra, no lo son menos el estilismo y la coreografía. El resultado, una completa exhibición que hizo vibrar a los presentes. Tampoco faltó Hansel y Gretel, con su escenario de caramelos envenenados. 

Por su parte, Aladino se permitió el lujo de presentarse fuera de la lámpara maravillosa sin que nadie lo invocara para dejar claro, no lo que podía hacer, sino lo que no le era posible conceder. A saber, «no puedo matar, no puedo hacer que alguien se enamore de otra persona y no puedo resucitar a los muertos porque es asqueroso y huele mal», apuntó el cansado genio, que decidió dejar de conceder deseos. A cambio, una voz en off explicó que tuvo que luchar para conseguir lo que ansiaba, con «constancia, trabajo duro y esfuerzo porque la vida es esto», en un mensaje directo para todos los congregados. 

Hansel y Gretel, con unos caramelos gigantes, un espectáculo con acrobacias. Foto: Alba Mariné

También estuvo presente una enigmática Caperucita Roja maquillada como un bosque, el mismo que tiene que cruzar para llegar a la casa de la abuelita.

Sin embargo, no todo fueron cuentos y fábulas ya que también hubo espacio para la Historia. Así, Roma, la Edad Media y el Renacimiento fueron algunas de las etapas que irrumpieron en el escenario en las que peluquería y vestuario fueron los protagonistas. Con Roma, el Teatre del Complex Educatiu vivió un anticipo de Tarraco Viva del próximo mayo con lucha de gladiadores incluida, feroces guerreros vitoreados por el público. Tras la lucha, una muerte que llegó al ritmo de la banda sonora de Gladiator, eso sí, sin el emperador Cómodo. La Edad Media, por su parte, presentó los ropajes de la época y también recordó a Sant Jordi y el día del libro, que tan cercano está. 

Duro trabajo previo
Estas fueron algunas sugerentes propuestas de este espectáculo profesional en el que los alumnos son los protagonistas, así como los profesores, quienes los han guiado para hacerlas posibles. En este sentido, Lourdes Sánchez y Asunción Gutiérrez, dos docentes artífices del proyecto, explican que «los estudiantes llevan más de cuatro meses utilizando la metodología de aprendizaje basada en proyectos». Unos alumnos que entre bastidores, momentos antes del espectáculo, ultimaban detalles con nervios y expectación. En pie desde primera hora de la mañana trabajaron entre tres y cinco artistas en cada modelo, buscando la perfección y el fascinar a la concurrida audiencia. Sin duda, lo consiguieron. «Después, todo desaparece con una ducha. Suerte tenemos de las fotos» que quedan para el recuerdo, manifiestan las profesoras. 

El viaje al pasado no solo fue de cuento. También las épocas históricas tuvieron cabida. En la imagen, la Edad Media, en lo que se puede evocar como un avance de este Sant Jordi.

¿Qué hace característico el bodypaint? «No es como pintar en plano. Hay que tener en cuenta el volumen del cuerpo, seguir la musculatura, la escultura ósea. Todo lo hace diferente», comentaba Irene Arjona, de La Bella y la Bestia, representación que puso punto y final al certamen.

Las profesoras Lourdes y Asunción comentan que «hace doce años consecutivos que se lleva a cabo la Mostra. Inicialmente contaba con un pequeño grupo de caracterización para practicar bodypaint pero en las últimas ediciones se han ido añadiendo otros ciclos formativos del instituto». 

Este año han participado cinco bodypaint de los alumnos de primero de los ciclos formativos de grado superior (CFGS), Caracterització i maquillatge professional, cinco trabajos de caracterización integral y maquillaje protésico, tres del CFGS Estilisme i direcció de perruqueria ayudados por el ciclo formativo de grado medio Estètica i bellesa y un número de baile y ritmo de los alumnos de Animació d’activitats Fisicoesportives. Asimismo, los presentadores pertenecían a Ensenyament i animació socioesportiva.
 

Temas

Comentarios

Lea También