Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

Adolescentes, verbena segura
en cinco actos

Una obra de teatro explica a alumnos de ESO los principales riesgos de una noche entre petardos y hogueras. Para muchos será su primer Sant Joan con amigos

| Actualizado a 09 junio 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«Me ha llamado la atención que no se puedan llevar los petardos en el bolsillo», comenta Marina, alumna de segundo de ESO de La Salle Tarragona. Ese también es el detalle que se le ha quedado a su compañera Berta, o a Sergi y Roger, que cursan primero.

Todos acaban de ver la obra de teatro ‘A foc lent’, de la compañía ‘Milnotes’. La actividad se enmarca dentro de la campaña de sensibilización ‘Revetlles amb Precaució’ que cada año organiza la dirección general de Protecció Civil.

No obstante, reconoce la directora de Serveis Territorials de Interior en Tarragona, Marta Cassany, esta no será una verbena cualquiera, ya que, después de dos años en pandemia, esta vez no habrá restricciones.

Los chicos que acuden al espectáculo, sin ir más lejos, han dejado la infancia y se están adentrando en la adolescencia sin haber pasado por muchos hitos. Para algunos este será su primer Sant Joan con amigos.

Justamente esa es la idea de la obra que protagonizan tres amigos que se van de verbena; ponerse en algunas de las situaciones típicas en las que podrán verse esa noche tan esperada. He aquí algunas de las cosas que despertaron su atención.

1El primer paso, recuerdan, es comprar el material pirotécnico en un establecimiento autorizado y hacer caso a las instrucciones de uso. De hecho, una miembro de una colla de diables les explica que hay distintas categorías, desde la F1, que se puede manejar desde los 12 años, hasta la F3, para la que hace falta tener 18 y cumplir con distintas medidas.

Además, tal como reconocían los alumnos encuestados, los petardos jamás deben guardarse en el bolsillo, sino en una bolsa aparte.

2A la hora de encender los petardos hay que vigilar lo que nos rodea. A los amigos de la obra les echaba la bronca la abuela de uno porque pensaban tirar petardos al lado de la ropa tendida.

También quedó claro que no se pueden arrojar cohetes a menos de 500 metros de zonas boscosas ni aglomeraciones de personas. «Ni en broma», como recordaban en la obra. Y, por supuesto, tampoco se pueden encender dentro de las casas ni lanzarlos desde balcones ni ventanas.

3Otro momento clave en que no se debe bajar la guardia es el momento mismo de encender los cohetes. No hay que sujetarlos con las manos ni colocarlos cerca de la cara o el cuerpo. Hay que encenderlos con una mecha cogida desde el extremo para que dé tiempo de alejarse.

Otra ocurrencia típica es colocarlos dentro de botellas o ladrillos, algo que no hay que hacer de ninguna de las maneras porque al explotar hacen metralla que puede causar mucho daño, «como si fuera una bomba», explican.

¿Y si no explotan? Nada de tocarlos a ver qué pasa. Es el momento de mojarlos con agua y no manipularlos más.

4A los chicos de la obra, cómo no, también les tienta ir a la hoguera en la playa, pero dejan claro que hay cosas que es mejor no tirar al fuego, como cauchos, botes o los apuntes aquellos de matemáticas que fueron tan mal este año porque pueden salir volando y causar incendios.

Y será una noche, cómo no, para ir de correfoc. Las indicaciones son claras: ropa de algodón que cubra todo el cuerpo, zapatos cerrados, sombrero, buff y gafas, si se puede.

5¿Y si algo sale mal? Hay que tener presente el número de emergencias 112. Al terminar la obra un técnico sanitario les explicó qué hacer con una quemadura. Lo principal es lavar con abundante agua e intentar taparla con un tejido limpio. No hay que retirar la ropa que pueda quedarse adherida. Además, las ampollas nunca se deben explotar. Según la gravedad hay que acudir a un centro sanitario.

Si el problema es que ha entrado una chispa o cualquier partícula en el ojo jamás hay que restregarse. Una vez más el consejo es lavar con abundante agua e ir al médico.

La obra se despide, cómo no, con un selfie colectivo con la etiqueta #revetllasegura. Ahora la obra será registrada para que otros alumnos de escuelas e institutos puedan verla.

Comentarios
Multimedia Diari