Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Campclar, vivir en los márgenes

    Así son las condiciones de vida en el barrio más pobre de la ciudad

    04 marzo 2024 20:03 | Actualizado a 05 marzo 2024 07:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    No, la desconexión del barrio de Campclar no es solo física. Lo que lleva a tantos vecinos a decir: «vamos a Tarragona» cuando se dirigen al centro no es solo el hecho de tener que cruzar el río o coger el autobús. Detrás de la frase hay una desconexión más profunda que habla de abandono y de unas condiciones de vida bien distintas a las de muchas zonas de la ciudad.

    El barrio vuelve a estar en el candelero por el segundo asesinato en pocos meses y sí, la inseguridad encabeza la lista de preocupaciones de los vecinos, pero no hay que perder de vista el contexto. «Con un policía en cada esquina no lo arreglamos», dice un vecino joven.

    Las cifras son implacables. Las dos zonas (secciones censales) con menos ingresos de toda la demarcación de Tarragona están en Campclar. La primera es la de la Plaza de Camarón, la segunda el entorno al carrer Riu Onyar. Además, en 2021, años del último dato disponible, el 30% de la población activa estaba en paro.

    La comparación de cifras con el conjunto de Tarragona es odiosa: el barrio sale peor en todo

    Se trata de un barrio joven donde dos de cada diez vecinos tiene menos de 15 años y donde en el 17 de los hogares son monoparentales.

    En lo que se refiere a educación solo el 35% de los vecinos tiene más allá de la secundaria obligatoria. Y en temas de salud las cosas no van mejor. Según un estudio realizado entre Serveis Social y el Departament de Salut la esperanza de vida en los barrios de Ponent (donde está englobado Campclar) es 1,2 años menos para las mujeres y 1,4 años menos para los hombres que en el conjunto de Catalunya.

    La composición social también está marcada por la inmigración (el 26% de los vecinos nació en el extranjero). De los inmigrantes el 60% son de origen africano y gran parte lleva años afincada en el territorio: la inmensa mayoría llegó entre 2001 y 2010.

    La violencia naturalizada

    Agustí Ayats, párroco de la parroquia de Santa Teresa lleva desde el 86 en Campclar y dibuja un panorama difícil. Dice que en el barrio «hay muchos ámbitos en los que actuar». Aunque cree que es crucial atacar aspectos como las ocupaciones y la droga, el trabajo que hace falta, dice, no puede centrarse solo en lo policial. Y advierte: «cuando pasan cosas así siempre hay sectores que insisten en la seguridad porque les interesa aprovecharlo para sus campañas».

    Cuenta que no hay que perder de vista el entorno. En el barrio hay vecinos que viven realquilados a merced de gente que se aprovecha y no les deja empadronarse; grupos de jóvenes desarraigados y sin expectativas... En su opinión, una de las claves sería intensificar el trabajo de los servicios sociales sobre el terreno.

    Un técnico que trabaja en el ámbito social en el barrio coincide con Ayats: hay zonas tomadas por la droga donde igual hay un piso con una plantación de marihuana que un bloque entero dedicado al consumo. Esta realidad está creando un ambiente muy tenso; especialmente en la zona de los llamados bloques de colores.

    Coincide en que hay que pensar en aumentar la seguridad porque hay vecinos que se han impuesto su propio toque de queda por miedo. No obstante a él lo que más le preocupa es como los más jóvenes «están naturalizando cosas que no son para nada normales», como ver a personas consumir drogas de manera «descarada» en plazas y parques, o el hecho de que en casa de algunas familias haya armas. «Están naturalizando la violencia», dice.

    Y otro de los grandes peligros, opina, es que la baja formación de los vecinos hace que cale con más facilidad el mensaje de que «con los extranjeros llegaron los problemas». Y resume: «la solución no la tengo, pero poner solo policía sería solo un parche».

    El barrio en cifras

    8.129 personas había empadronadas el año pasado en el barrio de Campclar. Representan el 6% de los habitantes en la ciudad de Tarragona

    79 años es la esperanza de vida de los hombres en Ponent y 84,5 en las mujeres, Son 1,2 y 1,4 años menos que la media de Catalunya respectivamente.

    14.983€ es la renta media por hogar en la zona de la plaza de camarón en Campclar. Es la zona más pobre de toda la demarcación de Tarragona.

    42% de los vecinos de 15 años o más del barrio solo tiene educación secundaria obligatoria. El 23% tiene educación primaria o inferior.

    20% de los habitantes del barrio tiene 15 años o menos. Son casi cinco puntos más que en el conjunto de la ciudad donde los más jóvenes son el 15,6%

    26% de los habitantes del barrio nació en el extranjero (en el conjunto de TGN son el 23,7%). El 60% son de origen africano.

    Comentarios
    Multimedia Diari