Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

El Arzobispado de Tarragona se gasta 3 millones de euros al año en conservar el patrimonio

La institución presentó ayer la nueva distribución territorial de la Archidiócesis tarraconense

| Actualizado a 25 enero 2023 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

El Arzobispado de Tarragona se gasta la mitad de su presupuesto anual de mantenimiento de sus propiedades en conservar su patrimonio, una cifra que asciende a 3 millones de euros. Así lo aseguraba ayer el arzobispo de Tarragona, Joan Planellas, quien añadía que el 80% del patrimonio que tiene la institución tiene que ver con la iglesia.

Entre las últimas inversiones, el Arzobispado destaca la reforma de la iglesia de Sant Pere de Savallà del Comtat, un pequeño municipio de la Conca de Barberà. El templo quedó dañado tras los temporales de enero de 2020. Planellas también recuerda los estudios y las mejoras que se han llevado a cabo en la iglesia de Constantí, afectada por las grietas que hay en toda la población. Se reformó la cubierta y se instalaron unos testigos para determinar la gravedad de la situación. «Nos llegan buenas noticias. Parece que las grietas se han estancado», explicaba ayer el arzobispo.

Otras de las preocupaciones de la institución son la iglesia de Barberà de la Conca y la de Guimerà. Ambas cuentan con grietas que obligan a cerrarlas al público. Planellas añadía ayer que, en cualquier de estos casos, «pedimos siempre la colaboración a otras administraciones para poder subsanar la problemática».

La presencia de mujeres

Otra de las novedades que presenta la iglesia tarraconense en los últimos tiempos es el aumento de presencia femenina en la institución. Se da el caso de que, en algunas parroquias, son mujeres las que llevan a cabo las celebraciones dominicales en ausencia de prevere. Así lo explicaba ayer Planellas, quien insistía en qué no se trata de una misa al uso. Para entenderlo mejor, en las celebraciones dominicales –las que sí pueden hacer las mujeres– no hay plegaria eucarística, es decir, se salta la parte de la consagración del pan y del vino. «Son celebraciones dirigidas por laicos y laicas. Y en nuestra Archidiócesis tampoco se dan tantos casos. No llegan a diez», añadía Planellas.

La apuesta del Arzobispado por abrir la iglesia a las mujeres es clara. Prueba de ello es que la mitad de las delegaciones diocesanas están llevadas por mujeres. «El papel femenino en la iglesia es muy importante. Soy partidario de que, todo lo que puedan hacer ellas, lo hagan. Ahora bien, que hagan misa ya no depende del Arzobispado de Tarragona, sino de la iglesia universal», explica.

Pese a que en un primer momento se podría sospechar que la incorporación de laicos en estas celebraciones se debe a la falta de curas, Planellas lo descartaba ayer: «Con los religiosos que tenemos, podríamos cubrir bien la Archidiócesis de Tarragona, pero creemos que todavía lo podemos hacer mejor si contamos con la colaboración de los laicos», añadía.

$!El Arzobispado de Tarragona se gasta 3 millones de euros al año en conservar el patrimonio

Remodelación

El Arzobispado presentó la nueva distribución territorial de la Archidiócesis. «El resultado ha sido fruto de una reflexión importante, donde han participado todas las parroquias. El objetivo es saber cómo encarar el presente y el futuro para ser más eficaces», explicaba Planellas. Con esta remodelación, se ha pasado de diez arciprestazgos a cinco, coincidiendo con las comarcas: Alt Camp, Baix Penedès, Baix Camp y Priorat, Conca, Urgell y Garrigues y el Tarragonès. Además, entre los cinco arciprestazgos hay un total de 24 unidades pastorales, o lo que es lo mismo, una agrupación de parroquias, que trabajan conjuntamente sin perder su identidad particular.

Tres casos a Fiscalía

El arzobispo explicó que, en sus casi cuatro años al frente de la institución, ha llevado ante la Fiscalía tres casos de supuestos abusos sexuales por parte de religiosos. Al llegar a Tarragona, Planellas puso en marcha una comisión para afrontar la problemática. «Siempre hemos encarado los casos con contundencia y misericordia. Tanto para las víctimas como para lo que habían cometido los actos», decía el arzobispo, quien también recriminó a los medios de comunicación no dar tanta importancia cuando ha habido la resolución.

El último caso llevado a Fiscalía por la institución es el de una víctima de abusos sexuales, que ocurrieron en Chile hace unos 30 años. La víctima vive ahora en Tarragona y ha presentado una denuncia –por vía canónica– ante el Arzobispado de Tarragona por presuntos encubrimientos por parte de la Compañía de Jesús de Chile. La institución tarraconense ha funcionado solo como transmisor de la denuncia, tanto a la Fiscalía como a Roma.

Comentarios
Multimedia Diari