Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    Tiroteo en Tarragona: «He escuchado los dos tiros, parecían petardos»

    Los vecinos del barrio de Campclar escucharon las detonaciones y se asustaron. En los últimos años no habían vivido una situación parecida

    11 octubre 2023 09:30 | Actualizado a 11 octubre 2023 10:58
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    Pese a que la mala fama le persigue, no es que sea Campclar un barrio que esté acostumbrado a presenciar tiroteos de manera habitual, mucho menos que vea como todo acaba con un fallecido por bala y dos heridos de gravedad. Todo sucedió en un mediodía fatídico que dejó al barrio sometido en un estado de shock y nervios.

    Todas las calles colindantes con el escenario del tiroteo y el crimen estaban cortadas y con un alto despliegue policial. Por eso sorprendía que en una de las rotondas de la calle Riu Llobregat el tráfico estuviese cortado para los coches. Dos agentes de la Guardia Urbana impedían el paso y mandaban a los vehículos en otra dirección. Aquello ya era extraño pero apenas bastaba avanzar unos metros más para comprender el porqué de todo ese ajetreo.

    La escena era de película porque el sonido ambiente era el ruido constante de un helicóptero que sobrevolaba la zona. «En 41 años que llevo viviendo aquí jamás había escuchado un tiroteo. He sentido los dos tiros, parecían petardos», comentaba una de las vecinas de la zona que prefiere mantenerse en el anonimato.

    Cerca del lugar de los hechos había muchos vecinos congregados que comentaban al detalle todo lo ocurrido mientras la policía acordonaba la zona. «Ya es casualidad que todo haya sucedido al lado de la comisaría de los Mossos, no se han tenido ni que desplazar», comentaba con tono sarcástico uno de los vecinos.

    Otro de los vecinos iba de la manos con dos de sus hijos y reclamó a uno de los Mossos poder pasar para llevar a sus pequeños a comer. El problema es que vivía en uno de los edificios que estaban acordonados, por lo que no podía acceder. Así se lo dejó claro el agente de Mossos d’Esquadra que se mostró firme en su decisión. «Lo siento mucho, pero no pueden pasar», espetaba.

    La escena seguía acumulando rostros curiosos que se acercaban al lugar de los hechos. La hora de la comida en Campclar estaba siendo muy distinta a lo que manda la rutina. En todas las ventanas había cabezas asomadas intentando entender lo que pasaba.

    «Ya es casualidad que todo haya sucedido al lado de la comisaría de los Mossos d’Esquadra»

    Un vecino de Campclar

    Lógicamente también era turno de rumores y varias historias circulaban sin freno por los miles de pisos del barrio. Un asunto de drogas, un ajuste de cuentas e incluso una posible venganza por una infidelidad eran las hipótesis de las que se hablaba. Los Whatsapp ardían y en el portal había pequeñas reuniones de vecinos que aprovechaban para recordar otros grandes incidentes que han sucedido a lo largo de la historia del barrio, como detenciones por tráfico de drogas, alijo de joyas... Lo cierto es que Campclar es un barrio que por desgracia las ha vivido ya de todos los colores.

    El mediodía terminaba de la peor manera posible con la confirmación de un muerto. Campclar vivió de nuevo un episodio oscuro para su historia. Un barrio en el que el mal campa con sigilo y a veces hace ruido. Ayer fue un día de esos.

    Una pena porque hay vecinos que no merecen vivir rodeados de violencia y peligro. Ojalá sirva de lección y no se repita más algo así porque dramas como el de ayer confirman que el barrio en el que muchos niños se criaron sin maldad ya no es tan seguro como lo fue en su día.

    Comentarios
    Multimedia Diari