La Casa de Andalucía culpa a Espimsa de que no haya Feria de Abril en TGN

La Casa de Andalucía rechaza la propuesta del Ayuntamiento de organizar el evento con 15.000 euros y a diez días

| Actualizado a 15 abril 2022 08:40
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

«Nosotros no somos los responsables de que no se celebre la Feria de Abril. No asumiremos una responsabilidad que no nos pertenece. Son Espimsa y el Ayuntamiento los encargados de llevar a cabo un concurso público para que se decida quien gestiona el evento. En ningún sitio está escrito que nosotros seamos los organizadores». Así se defendía este jueves por la mañana la presidenta de la Casa de Andalucía, Charo García, en una rueda de prensa convocada después de que se haya conocido que Tarragona se quedará este año sin Feria de Abril de Bonavista.

Después de varias reuniones entre la entidad y representantes municipales, la Casa de Andalucía decidió el miércoles declinar la propuesta in extremis del alcalde Pau Ricomà, que contemplaba una aportación de 15.000 euros desde el Patronat de Turisme para poder pagar facturas del evento. «Es inviable plantearnos la celebración de la Feria, no hay tiempo material. Pretenden que en diez días hagamos lo que habitualmente trabajamos en cuatro meses», explicaba García, quien añadía que «es una pena que se rompa con más de 30 años de tradición».

Para entender la situación, es importante remontarnos a años atrás. Desde 2012 hasta el 2017, debido a la crisis, el Ayuntamiento decidió cambiar el formato de la Feria e instalar una carpa única. En 2018 y 2019, la Casa de Andalucía se ofreció a Espimsa para organizar el evento. En ambas ocasiones se hizo a través de un contrato menor de servicios, con una aportación municipal de 15.000 euros. «Este dinero solo pagaba una parte de la fiesta. El resto de la financiación la buscábamos con subvenciones, hasta llegar a los 50.000 euros, que es lo que costó la Feria en 2019», apuntaba la presidenta de la entidad. En 2020, con el cambio de gerencia de Espimsa, la empresa municipal sacaba a concurso la gestión del evento. Solo se presentó la Casa de Andalucía pero, a causa de la pandemia, la Feria no pudo celebrarse. Tampoco en 2021.

«Este año, por falta de previsión o de interés, o de ambas, del Ayuntamiento y de Espimsa, no se han hecho los deberes y por eso no habrá Feria», apuntaba García, quien añadía que «la responsabilidad de organizar el evento, hasta el momento, es de Espimsa. Cualquier otra versión es, simple y llanamente, mentira». La presidenta de la Casa de Andalucía explicaba que las declaraciones del presidente de la Empresa de Mercats, Dídac Nadal, en un pleno del mes de enero, «nos dieron a entender que no había intención de celebrar la Feria de Abril».

Loli Gutiérrez, presidenta de la asociación de vecinos de Bonavista, decía que «así lo confirmamos cuando los feriantes llamaron para preguntar cómo estaba el asunto. Les dijeron que no había partida presupuestaria prevista para el evento». Finalmente, esta semana, el alcalde Ricomà ofrecía 15.000 euros para costear la Feria, pero la Casa de Andalucía rechaza la propuesta «por falta de tiempo y de dinero». Charo añadía «no empeñaremos la entidad para celebrar el evento. Valoramos el esfuerzo de alcaldía, pero llega tarde».

Las entidades contaron que son muchos los afectados por esta decisión. «Los feriantes llevan dos años sin poder trabajar y esta era una buena oportunidad para ellos. Lo mismo pasa con los negocios del barrio», explicaba Gutiérrez.

Reacciones

Los grupos de la oposición reaccionaron ayer al anuncio. Sandra Ramos, del PSC, recrimina al gobierno municipal que mienta en este tema, «cuando siempre han demostrado que no hay voluntad para celebrar la Feria». José Luis Martín, del PP, dice que Ricomà «es incapaz de gestionar la ciudad», y que hará todo lo posible para que «el año que viene se acabe esta pesadilla».

Por su parte, Sònia Orts, concejala no adscrita, asegura que el gobierno «ya no esconde el desprecio hacia todos los andaluces que nos sentimos catalanes», y Lorena de la Fuente, de Ciutadans, que culpa al equipo de Ricomà de no conocer el calendario festivo y tradicional de Tarragona.

Finalmente, Inés Solé, de la CUP, reprocha al PSC estar utilizando este caso «para hacer una cortina de humo ante la interlocutoria del caso Inipro».

Por su lado, la Casa de Andalucía aseguraba ayer que se pone a trabajar para la Feria de Abril del año que viene «sea con el Ayuntamiento o sin él», dijo García.

Comentarios
Multimedia Diari