Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La Guàrdia Urbana de TGN recupera la nueva unidad canina con Lim

El perro policía ya ha salido de servicio y, gracias a su olfato, se han levantado cuatro actas por tenencia y consumo de drogas. La unidad cuesta 2.100 euros anuales a las arcas públicas

| Actualizado a 31 octubre 2022 07:00
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

La Guàrdia Urbana de Tarragona ha recuperado la unidad canina. Lo ha hecho de la mano de Lim, un pastor belga malinois, de casi tres años y medio, que ha enamorado a todo el cuerpo policial. «El objetivo es que Lim sea un agente más. Debe ser una herramienta de proximidad entre la policía y el ciudadano», explica la concejala de Seguretat Ciutadana del Ayuntamiento de Tarragona, Cristina Guzmán. La iniciativa sale de un agente del cuerpo y, tras mucha insistencia, los altos mandos han decidido apoyar la propuesta. La principal función de Lim será la detección de estupefacientes. También patrullará a pie con los agentes, «para dar una sensación de más seguridad y proximidad en las calles», añade Guzmán. Esta semana, Lim ya ha hecho su primer servicio, que acabó con cuatro actas levantadas por tenencia y consumo de drogas.

El agente 1015 –que a partir de ahora conoceremos como Fran– es el alma mater de la nueva unidad canina. Cuando este policía entró al cuerpo, hace ahora 14 años, la unidad estaba agonizando y acabó desapareciendo.

Fran llevaba años dándole vueltas al tema hasta que, hace tres años, se fue a Villajoyosa a una formación sobre seguridad ciudadana, unidad de la cual forma parte en la Guàrdia Urbana de Tarragona. Allí conoció la unidad K9 –la que se encarga de adiestrar perros policía–, y le salió la oportunidad de comprar a Lim. En ese momento, el perro tenía un año y cuatro meses, y ya había recibido un adiestramiento específico, conocido como Mondioring.

Al volver a Tarragona y sin todavía haber comprado a Lim, Fran presentó el proyecto de la unidad canina a sus superiores. «Me tiré a la piscina sin agua. No sabía cómo saldría», recuerda Fran, quien sin ninguna respuesta, se llevó al perro policía a su casa. Después de mucho insistir, los responsables de la Guàrdia Urbana de Tarragona y la concejala de Seguretat Ciutadana decidieron estudiar la viabilidad del proyecto. «Queríamos ver cuáles eran las necesidades Lim y cuáles eran los pasos a seguir para poner en marcha esta unidad», explica Guzmán. Finalmente, se llevó a cabo un convenio entre el cuerpo policial y el Ayuntamiento. La nueva unidad canina cuesta 2.100 euros anuales para las arcas públicas.

Lim será un agente más dentro del cuerpo. Ayudará a complementar las unidades que ya están en marcha, sobre todo, la de proximidad y seguridad ciudadana. «Patrullará a pie zonas comerciales, y la gente podrá acercarse y conocerle. Nos parece que, con Lim, la interacción entre la policía y un ciudadano será menos tensa. Me explico: no es lo mismo que un agente te cacheé para ver si encuentra droga, que qué un perro te huela. Es menos agresivo. Además, nos alejaremos de posibles conductas discriminatorias», explica la concejala, quien añade que «con él, también controlaremos las entradas y salidas de los institutos, donde nos consta que se consume sustancias estupefacientes, los parques infantiles donde se juntan grupos de jóvenes, y las inmediaciones de las estaciones de autobuses y trenes». La previsión es que Lim visité colegios y guarderías de la ciudad, para que los más pequeños se familiaricen con él.

El perro policía de la Guàrdia Urbana de Tarragona entrena cada día, guiado por Fran. «Tiene su procedimiento. Lo saco quince minutos, luego descansa otro cuarto de hora, después entrenamos y, finalmente, descansa tres horas», explica Fran, quien reconoce que, actualmente, está viendo su sueño profesional hecho realidad.

Un exitoso estreno

Lim se ha estrenado hace unos días. Estuvo presente en un control de alcoholemia y, horas más tarde, la unidad fue requerida por los Mossos d’Esquadra como apoyo. Detectó cuatro personas que llevaban encima droga. Se levantaron las actas. Primera noche exitosa para el perro.

Cada vez son más las policías locales que cuentan con una unidad canina en el cuerpo. «En los últimos años han ido proliferando considerablemente. Salou, Vinaròs o Tortosa ya disponen de esta unidad. Y por supuesto, los Mossos d’Esquadra también», explica Guzmán.

Ahora, Lim y el resto de la unidad se preparan para llevar a cabo la campaña de navidad, centrada en las zonas más comerciales de la ciudad. «Estamos trabajando en la adaptación del animal y, en los próximos días, Lim tendrá su propio cuadrante horario», explica Guzmán, quien no descarta que la unidad canina pueda ampliarse en los próximos años.

Comentarios
Multimedia Diari