Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La liberalización de la estiba en el Port amenaza la distribución de piensos

Seis asociaciones alertan de «problemas de desabastecimiento» a raíz de la disolución de Estarraco y la subrogación de empleados a las estibadoras

| Actualizado a 10 septiembre 2022 13:03
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Seis importantes asociaciones del sector agroalimentario alertaron ayer de «graves problemas de desabastecimiento de piensos en Catalunya y Aragón» a raíz del proceso de liberalización de la estiba en el Port de Tarragona.

Según ellos, «la situación está a punto de llegar a un límite crítico insalvable para los animales de las granjas», que si no se soluciona inmediatamente «comportará un agravamiento de la ya existente inflación de los productos agroalimentarios y escasez en el mercado», así como «la inminente rotura de stocks en las explotaciones ganaderas» e incluso «problemas de bienestar animal».

El comunicado lo firman la Asociación de Comercio de Cereales y Oleaginosas de España (ACCOE), la Asociación Española de Comercio Exterior de Cereales y Productos Análogos (AECEC), la Asociación Nacional de empresas para el Fomento de las Oleaginosas y su Extracción (AFOEX), la Associació Catalana de Fabricants d’Aliments Compostos (ASFAC), la Confederación Española de Fabricantes de Alimentos Compuestos para Animales (CESFAC) y la Llotja de Cereals de Barcelona.

Según el escrito, mensualmente se manipulan 200.000 toneladas mensuales de maíz en el Port de Tarragona y a día de hoy todo el disponible está en los barcos a la espera de ser descargados. De seguir así, los firmantes aseguran que «no se podrá fabricar pienso y tampoco se podrá alimentar a los animales, poniendo en riesgo extremo su bienestar y seguridad»,

Las asociaciones aseguran que desde hace más de seis meses se han reunido con la Autoritat Portuària de Tarragona para que los cambios en el sector de la estiba no afectaran ni al bienestar de los animales ni tampoco a los consumidores.

La situación es fruto de los cambios laborales en el sector de la estiba portuaria. Ayer mismo, la Junta General Extraordinaria y Universal de accionistas de Estarraco CPE, que actúa en el Port de Tarragona facilitando personal para la realización de labores de estiba, dio a conocer que ha procedido a la disolución de la sociedad.

La medida implica que las empresas socias de Estarraco CPE (Euroports, Ership, Noatum, Bergé y DP World), actuarán directamente a partir de ahora como empleadoras.

Mismos empleos y condiciones

Las compañías se han comprometido a mantener todos los puestos de trabajo actuales y evitar cualquier perjuicio que el cambio de normativa pueda comportar para sus trabajadores. En concreto, en un comunicado difundido ayer aseguran que quieren «mantener los puestos de trabajo actuales, sus condiciones laborales y retributivas y su convenio».

Por ello, en los próximos días abrirán un periodo de consultas e información con los representantes legales de los trabajadores. Desde la dirección de Estarraco CPE, se mostraron ayer abiertos al diálogo y a aclarar todas las dudas que el proceso pueda suscitar.

La disolución de Estarraco CPE es fruto de la reforma legislativa de los Centros Portuarios de Empleo y de la modificación de la Ley 14/1994, de 1 de junio, aprobada por el Gobierno y que regula las empresas de trabajo temporal. El cambio normativo culminó el pasado 4 de mayo de 2022 con la publicación de la resolución de la Dirección General de Trabajo del V Acuerdo para la regulación de las relaciones laborales en el sector de la estiba portuaria.

Garantizar la actividad

En el comunicado, las empresas estibadoras hacen un llamamiento a realizar este proceso con «la mayor celeridad posible» y «garantizar la actividad del Port de Tarragona, sobre todo, teniendo en cuenta la complejidad del momento actual, con la guerra de Ucrania activa desde hace meses y las consecuencias que ésta está acarreando, entre las que se encuentra el riesgo de desabastecimiento de materias primas para la alimentación animal (tales como cereales y harinas), fertilizantes, productos energéticos, frutas, u otros suministros básicos para el correcto desarrollo de la actividad económica y social de la población».

Comentarios
Multimedia Diari