Whatsapp Diari de Tarragona
  • Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
    Secciones
    Canales
    Diari
    Comercial
    Nota Legal
    • Síguenos en:

    La nueva urbanización de Tarragona, a un paso del inicio de obras

    Tan solo queda la aprobación definitiva del proyecto de reparcelación para que puedan licitarse las actuaciones en la Ermita de la Salut. El consistorio sitúa esta fecha a lo largo del primer semestre de 2024

    27 noviembre 2023 20:06 | Actualizado a 28 noviembre 2023 07:00
    Se lee en minutos
    Participa:
    Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
    Comparte en:

    La cuenta atrás para el inicio de las obras de urbanización de la Ermita de la Salut y su entorno prácticamente está llegando a su fin. Después que el pasado viernes la Junta de Govern local aprobó de forma definitiva el proyecto de urbanización, tan solo queda la reparcelación final para que pueda procederse a la licitación de unos trabajos que deben contribuir a dignificar esta parte de la ciudad, ahora ‘en precario’.

    «Los pasos los tenemos claros, tan solo debemos ver si somos capaces de llevarlos a cabo en unos plazos que entren dentro de una lógica razonable», afirma el presidente de la Associació Administrativa de Cooperació, Enric Casasayas. Este se muestra convencido de que este último trámite «marca un punto de inflexión importante». Sin embargo, han sido tantos los palos en las ruedas que han aparecido por el camino que los vecinos empezarán a respirar tranquilos cuando vean llegar las excavadoras.

    Más de medio millón en los presupuestos

    Todavía no hay una fecha. Primero deben acabar de resolverse las alegaciones del proyecto de reparcelación, para que pueda aprobarse este trámite final. A partir de ahí, podrá procederse a la licitación de los trabajos. «Lo importante es que el año que viene aquello estará en obras», indica el concejal de Urbanisme, Nacho García.

    La urbanización de este entorno permitirá la construcción de unas 130 nuevas viviendas

    El inicio lo sitúa sobre el «primer semestre». De momento, en el proyecto de presupuestos que el Ayuntamiento de Tarragona prevé aprobar este miércoles por la tarde se contemplan dos partidas presupuestarias que en su conjunto suman 537.000 euros para esta intervención.

    Los propietarios serán los que acabarán de pagar los gastos de urbanización. En su momento estos se estimaron en unos tres millones de euros, cifra que se recalculará dentro de este proyecto de reparcelación, el cual deberá tener en cuenta el incremento de los gastos, así como del coste de los materiales.

    Desde el alcalde Recasens

    La urbanización de este entorno –conocido como el de las Parcel·les Iborra– es una reivindicación largamente esperada. El año que viene se cumplirá el veinte aniversario desde la constitución de la Associació Administrativa de Compensació, aunque las primeras conversaciones se sitúan mucho antes. «Es un tema del que ya hablaban nuestros abuelos, aunque fue con el alcalde Recasens que ya cobraron un primer recibo para empezar con la urbanización», explica Casasayas.

    Las obras permitirán mejorar las conexiones con la Vall de l’Arrabassada

    Este es un entorno de antiguos campos de cultivo, que fue desarrollándose en parcelas habitadas, a medida que la ciudad fue creciendo. El entorno no cuenta con una red de alcantarillado y los servicios básicos como la electricidad, el agua o la fibra óptica son en precario. Asimismo, esto ha condicionado cualquier inversión de ampliación o mejora de los inmuebles existentes, ya que en teoría no podían hacerse obras.

    «El barrio hará un cambio muy importante», indica Casasayas. Este también comportará la construcción de 136 viviendas en la parte baja de la montaña, lo que debe contribuir a financiar una transformación que, por otro lado, debe permitir integrar esta parte de Tarragona dentro de la ciudad construida.

    Nuevos enlaces con la Arrabassada

    Para ello, se llevará a cabo una reordenación de la vialidad, que permitirá la apertura de nuevos accesos que enlazarán con la zona de la Escola Arrabassada y la futura Domus Vi. «Todo el barrio quedará mejor conectado, lo que beneficiará a todo este entorno», indica Casasayas.

    Para el cuarto teniente de alcalde, el impulso de este proyecto tiene una doble lectura. Por un lado, que los vecinos de esta zona «puedan vivir en unas condiciones propias del siglo XXI». Mientras que en segundo lugar, es un ámbito que en un futuro conectará con otros dos sectores de crecimiento pendientes de desarrollar, como son el PMU-34 y el PMU-13b.

    Comentarios
    Multimedia Diari