La Policía Nacional registra coches a las puertas de una escuela en Tarragona

Algunos padres del colegio La Salle-Tic Tac están indignados y exigen acabar con esta situación

| Actualizado a 18 octubre 2017 12:02
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía han registrado durante esta mañana algunos coches de padres que iban a dejar a sus pequeños al centro escolar La Salle-Tic Tac, situado en la calle President Josep Irla, -muy cerca de la comisaria del cuerpo-, y que acoge alumnos desde P1 hasta P5. 

Por el momento, los hechos han tenido lugar a las ocho y media de la mañana y a las doce y media del mediodía, cuando los agentes pedían a los propietarios de los coches estacionados que abrieran el maletero. "He aparcado el coche en zona verde, de manera correcta, cuando un policía, con metralleta en mano y dedo en el gatillo, me ha pedido que abriera el maletero. Yo iba a dejar a mi hijo de cinco años al colegio, y en el interior del coche se encontraba mi otro hijo de nueve años", explica un testigo, Ester Ferré, visiblemente indignada y afectada por la situación. Ferré relata que "mis hijos me han preguntado qué estaba pasando", y añade que "me he sentido muy violentada". 

Por otro lado, tanto Ferré como fuentes del centro La Salle-Tic Tac, reconocen que, hasta el momento, la convivencia con los agentes de la policía "ha sido muy buena". Desde hace unos días, "hay muchos agentes que van con metralleta y que se sitúan en la pared de la escuela, cosa que violenta a padres e hijos", explica una madre, que prefiere mantenerse en el anonimato. También hay familias con las que ha podido hablar este periódico que no les molesta la situación. "Es nuestra policía y vela para nuestra seguridad", explican. 

Según fuentes del centro escolar, "los agentes han estado quince minutos registrando coches y después se han esfumado". El colegio desconoce el motivo de los registros, y aseguran que la convivencia, hasta el momento, ha sido correcta. Aún así, el centro espera que se trate de una medida aislada y que "no se repita". Si se diera el caso, ya tomarían riendas en el asunto.

Desde la subdelegación del gobierno español en Tarragona han informado a este periódico que se trataría de medidas rutinarias, teniendo en cuenta la situación política actual, y han asegurado que la zona donde se han registrado los vehículos se encuentra dentro del perímetro de seguridad del Cuerpo Nacional de Policía.

Comentarios
Multimedia Diari