Para seguir toda la actualidad desde Tarragona, únete al Diari
Diari
Comercial
Nota Legal
  • Síguenos en:

La Remullada será más corta y se utilizará menos agua

El Ayuntamiento quiere reducir el uso del agua en un 40%, debido a la situación de sequía generalizada de este verano

| Actualizado a 10 agosto 2022 09:35
Se lee en minutos
Participa:
Para guardar el artículo tienes que navegar logueado/a. Puedes iniciar sesión en este enlace.
Comparte en:

Temas:

Las celebraciones acuáticas como la Petita Remullada y la Revetlla Remullada serán diferentes a las de otros años. A pesar de que este Sant Magí se presentaba sin restricciones por la Covid-19, será la sequía la encargada de modificar las características de estos actos. Debido al problema generalizado que se está dando en todo el territorio catalán, desde el Ayuntamiento se están planteando diversas opciones para generar el menor daño y evitar la cancelación de estos actos.

La concejala de Serveis Socials, Cultura y Festes, Inés Solé, asegura que «de momento siguen en pie, porque en Tarragona por ahora no hay impuesta ninguna restricción». Una de las ideas iniciales que se planteó para la celebración de ambas Remulladas era utilizar agua reciclada. Sin embargo, desde Ematsa los técnicos especializados hicieron saber que este agua no cumplía con los filtros de tratamiento adecuados para verterla encima de la población, la cual cosa podría haber generado problemas de salud pública.

Es por este motivo que se ha desestimado esta opción, y para hacer frente a la sequía se están valorando otras alternativas. Desde el Ayuntamiento se quiere reducir en un 40% el uso del agua y para ello se pretenden seguir tres líneas de acción, que contribuirán – aportando un pequeño grano de arena – al problema de la sequía.

Inicialmente se planteó usar agua reciclada, pero no cumple con las normas de salud pública

En primer lugar, las fiestas durarán menos. «Todavía no sabemos cuánto tiempo se reducirá, pero de momento creemos que oscilará entre 20 minutos y media hora», explica Solé. En 2019 ya se llevó a cabo esta medida, por motivos similares a los de este año. Es decir, la Revetlla de la Remullada – uno de los actos más destacados del calendario por su éxito con el público adolescente – empezará a las 23 horas pero no durará hasta altas horas de la madrugada. En segundo lugar, a diferencia de años anteriores en los que los difusores como el Carro, la Síndria, la Petxina Pelegrina o el Cántir funcionaban a todo gas al mismo tiempo, este año no será así. «Los surtidores no funcionarán simultáneamente. Se irán alternando durante el transcurso de la fiesta». Con esta acción, Solé sostiene que «se podrá llegar al objetivo de reducir en un 40% el uso del agua». Y, en tercer y último lugar, en la misma línea del uso salteado de los dispersores, el agua se expulsará como si fuera un aspersor. «La idea es calibrar la presión del agua para que salga como en un difusor y así reducir la cantidad», explica la concejala.

«Desde el Ayuntamiento estamos abiertos a cualquier restricción que se imponga» Inés Solé, Concejala de Cultura y Festes

Pese a que queda algo más de una semana para la celebración de estos actos, estas son las tres iniciativas que, de momento, se están barajando desde el Ayuntamiento. Sin embargo, están abiertos a cualquier modificación que les haga recular y cambiar la línea de acción.

Todavía en el aire

Pese a que es la última de las opciones, si las cosas se pusieran más feas se podría optar por la suspensión de la Petita Remullada y la Revetlla de la Remullada. Inés Solé sostiene que «se valorará esta opción si las directrices son claras y explícitas, y organismos como la Generalitat así lo decretan». Sin embargo, Solé cree que con esta medida no sería suficiente.

«Desde el Ayuntamiento estamos abiertos a cualquier restricción que se nos imponga, pero tendría que ir acompañada de alguna campaña de sensibilización sobre el derroche del agua que tenga suficiente impacto». Es por este motivo que, de momento, la celebración de las Remulladas sigue en pie a no ser que el panorama cambie drásticamente en la próxima semana. Al menos esa es la intención del Ayuntamiento. Solé sostiene que «por una hora y media o dos de fiesta no habrá una afectación demasiado grande sobre la sequía». En principio, durante los próximos días se aprobarán las medidas anteriores para reducir el consumo y poder mantener el calendario actual, que vuelve a Tarragona después de dos años consecutivos sin poder celebrarlo a lo grande.

Comentarios
Multimedia Diari